Lo último

Rompiendo el silencio y perdiendo el miedo se puede derrotar la violencia

noviembre 25, 2018

Gerardo Morón Sánchez

El 17 de diciembre de 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, una fecha que a juicio de las mujeres falconianas es nuevamente propicia para romper el silencio, perder el miedo y así derrotar la violencia.


A pesar del nudo en la garganta y que el hemiciclo le traía recuerdos de su hija, Moraima Sánchez consiguió abogar por las mujeres que han sido y son víctimas de violencia.

Con voz pausada y a veces entrecortada; con el corazón afligido por la tristeza, habló como si su misma hija estuviese en el Consejo Legislativo del Estado Falcón (Clef), entre las mujeres, diputadas, las enviadas especiales de la embajada de Palestina, las representantes de la sociedad civil y algunos  colegas de Moranela Ramírez Sánchez, su hija, asesinada hace dos años.

La sesión especial giró en torno a las hermanas Mirabal, asesinadas hace 58 años en República Dominicana por el dictador Rafael Leonidas Trujillo. Pero también en torno a la periodista Moranela Ramírez, quien la madrugada del 10 de noviembre del 2016 recibió un tiro a quemarropa en la cabeza que le segó la vida el dos de diciembre de ese año.

“Nadie, a excepción del hijo en el vientre que da patadas para demostrarle a la madre que está vivo, debe golpear a la mujer”, dijo Moraima. Foto: Cortesía Clef.

Así como la sobreviviente de las hermanas Mirabal alzó su voz para condenar el triple asesinato e iniciar una ofensiva en República Dominicana contra la violencia, Moraima lo hizo en favor de su hija, esperando lo mismo en Falcón.

A su juicio, el estado debe ser el punto de partida de un despertar de conciencia, de levantamiento de la moral de las falconianas, venezolanas, latinoamericanas, de la mujer como dadora de vida.

Solo la patada del bebé en el vientre es aceptable

“Matar a una mujer es cercenar la vida”, expresó Moraima Sánchez. Foto: Carlos García

“Estoy de pie representando a Moranela, pero también representando a las mujeres maltratadas, ultrajadas, humilladas. A la mujer ni con el pétalo de una rosa. Nadie, a excepción del hijo en el vientre que da patadas para demostrarle a la madre que está vivo, debe golpear a la mujer. No más violencia, nunca más debe llegarse al femicidio, el crimen más atroz que es matar a una mujer solo por ser mujer. Hacerlo es cercenar la vida, impedir que la humanidad avance, pues es la mujer la que al parir multiplica la vida”, expresó.

Moraima está convencida de que Moranela Andreína no murió en vano.

“Cada quien viene al mundo con un propósito y el de mi hija fue levantar la moral de la mujer falconiana, hacerlas salir del anonimato y dar un paso adelante para nunca más ser víctimas de ningún tipo de violencia”, reflexionó durante la sesión del Día Internacional de la Erradicación de la Violencia Contra la Mujer.

La de Moranela es una, pero entre las historias recordadas por los falconianos por las redes sociales, estuvo la de una joven llamada María, asesinada a golpes por su pareja hace 12 años.

Vivió con un hombre que la maltrataba, pero que ella consideró haría cambiar con amor. María estaba a punto de graduarse cuando la asesinaron a golpes, un crimen que pudo evitarse si tan solo ella hubiese denunciado o algún otro, que no lo hizo por la falsa creencia de que entre parejas nadie más se debe meter.

El emblemático caso de las hermanas Mirabal

Son muchas las historias en el imaginario de la gente, pero cada 25 de noviembre se recuerda en particular la historia de Patricia, Minerva y María Teresa, las hermanas Mirabal.

Ellas terminaron muertas en el interior de un Jeep, tal fecha como esa del año 1960, en un barranco de Puerto Plata, República Dominicana.

Las hermanas Mirabal o Las Mariposas, fueron torturadas y asesinadas a palazos y puñaladas por una comisión al mando del teniente Alicinio Peña Rivera, de la policía secreta, quien obedecía órdenes del dictador Rafael Leonidas Trujillo. Junto a ellas asesinaron al chofer, Rufino de la Cruz.

La dictadura de Trujillo asesinó a las hermanas Mirabal y pretendió hacer pasar aquello como un accidente, lo que marcó el inicio de su caída.  Foto: Cortesía

Trujillo odiaba a las hermanas Mirabal, especialmente a Minerva por el desplante que hacía 11 años ella le hizo en una fiesta en la que fue anfitrión en San Cristóbal.

Dieciocho meses antes del crimen, el periódico El Caribe publicó una nota que en su primer párrafo decía: “El padre de la Patria Nueva, Generalísimo doctor Rafael Leonidas Trujillo Molina, hizo hoy trascendentes declaraciones a la prensa en las cuales denunció las actividades clandestinas a que se han estado dedicando algunas personas en ciudades y secciones del Cibao”.

Según el diario El Espectador, el dictador incluía a las hermanas Mirabal en la lista de “destacados comunistas” que conspiraban contra su régimen.

Día Internacional de la Erradicación de la Violencia, una lucha histórica

El múltiple crimen se convertiría el 17 de diciembre de 1999 en referencia para que el mundo repudiar hechos de esta naturaleza. En esas navidades, 80 países votaron para que en honor a las hermanas Mirabal y muchas otras víctimas anónimas, se decretara cada 25 de noviembre el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer.

El crimen de las hermanas Mirabal, sumado a la denuncia de la hermana sobreviviente que enfrentó al dictador, terminaron por liberar a su pueblo, toda vez que a los meses Trujillo fue depuesto y asesinado.

Celsa Acosta destacó también la lucha emprendida por Rosa Luxemburgo. Foto: Carlos García

No obstante, la parlamentaria falconiana Celsa Acosta sostiene que la lucha por erradicar la violencia se libraba antes de esta masacre, se acentuó al conocerse este hecho y se ha mantenido desde entonces.

Refirió que así como las hermanas Mirabal, está la feminista Rosa Luxemburgo que dio su vida, retó lo que parecían normas, la institucionalidad de la cultura patriarcal, misógena, fascista, expresada en el capitalismo que ha invisibilizado históricamente a la mujer, primeramente por su condición de clases y segundo, como dadora y transformadora de vidas.

La lucha de las mujeres en Venezuela es un faro de guía para las hermanas del mundo. Es fundamental romper el silencio, perder el miedo, y asumir que sí se puede derrotar la violencia, esa violencia inoculada contra quienes damos la vida.

Un día para crear conciencia y alzar la voz

La autoridad colectiva en Igualdad de Género y Equidad en Falcón, Herkis Duno, sostiene que el 25 de noviembre es un día que nace de una violencia atroz contra las hermanas Mirabal, pero es un día en el cual las mujeres retoman la conciencia sobre la necesidad constante de condenar la violencia y denunciar los casos de los que son víctimas.

Aunque Venezuela cuenta con herramientas que penalizan este delito, como la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, todavía quedan retos pendientes.

Uno de ellos, que se siga promoviendo la prevención, la denuncia y que se siga dando espacios a las mujeres para expresarse.

De ahí la sesión de este jueves, durante la que Moraima Sánchez, madre de una periodista víctima de femicidio, tuvo espacio para contar su experiencia y alzar su voz.

Herkis Duno: “El 25 de noviembre es un día en el cual las mujeres toman conciencia sobre la necesidad constante de condenar la violencia y denunciar los casos de los que sean víctimas”. Foto: Carlos García

Secretarías de Igualdad de Género y Equidad

Duno destacó la participación de mujeres a través de instituciones y el hecho de involucrarse en las políticas públicas, como el plan Parto Humanizado, clubes de adultas mayores, y recientemente las Secretarías de Igualdad de Género y Equidad en organismos de seguridad.

Para poder atender a las mujeres hay que atender primero a los operadores de justicia, tenerlos como aliados más allá de receptores de denuncias, de manera que no retarden la atención de las agraviadas ni no sean doblemente violentadas. Nos complace que cada institución tenga ese equipo, pero es necesario fomentar la cultura de la denuncia toda vez que todavía hay casos que no se denuncian.

Se espera unificar estadísticas en cuanto a casos de violencia, pero hasta ahora el Instituto Regional de la Mujer, Ministerio de la Mujer, incluso cuerpos policiales, las fiscalías y tribunales manejan estadísticas diversas. En el caso de las primera instituciones, estás orientan a las víctimas en relación a identificar el tipo de violencia y las formas de denunciarlo.

Federación, Zamora, Los Taques y Carirubana, con más casos

De acuerdo con la Autoridad Colectiva en Igualdad de Género y Equidad en Falcón, los municipios Federación, Zamora, Los Taques, Carirubana y Miranda, son los que registran más casos de violencia.

Sin embargo, la incidencia puede ser mayor, incluso presentarse con la misma frecuencia en otros municipios, pero solo son del conocimiento de la comunidad.

Se trata de la naturalización de la violencia, el extremo, algo peligroso en el que muchos creen que en problemas de marido y mujer nadie se puede meter, pero pasa que la ley contempla que terceras personas pueden denunciar, incluso los consejos comunales.

De ahí que para Duno sea necesario sensibilizar a la sociedad respecto a la denuncia, trabajo en el cual ya vienen enfocándose tanto en liceos como en las universidades, con especial énfasis en los noviazgos toda vez que la violencia se está convirtiendo en un fenómeno que a futuro es perjudicial.

“Al hacerse novios las parejas experimentan episodios de violencia que al constituirse como familias, incrementan. Aquello que en el noviazgo era un acoso u hostigamiento o violencia verbal, puede convertirse en femicidio una vez casados”, advierte la autoridad colectiva.

La denuncia es fundamental, pero la prevención y la toma de conciencia son todavía más indispensables para erradicar este flagelo. Foto: Archivo

Las mujeres y la sociedad deben escudriñar y estar al tanto de los tipos de violencia, entender incluso que los chistes machistas, son una forma de violencia en sí, a pesar que las mismas mujeres se rían.

Denuncia, receptividad y seguimiento

Debemos desnaturalizar las violencia con una nueva cultura, con una nueva forma de ver y sentir, con la educación en todos los niveles. Lo otro es sincerar el tema justicia, que la atención sea real y oportuna. De nada nos sirve pedirle a las mujeres que rompan el silencio, que denuncien, si cuando acuden a las instituciones o entes operadores de justicia, no las atienden de manera oportuna y diligente.

Herkis Duno manifestó que de parte del Fiscal Superior hay disposición de apoyar, lo que es un gran avance.

A la par, el Instituto Regional de la Mujer dispone de un equipo multidisciplinario conformado por una  abogada defensora con competencia nacional, otra con competencia regional, así como otra en la Secretaría de Igualdad de género en Coro, y otra en el eje Paraguaná, concluyó.

21 tipos de violencia

Contraria a la Ley de Violencia Intrafamiliar, la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, vigente desde el 2007, califica los delitos, incluso define los 21 tipologías de violencia.

Violencia psicológica es la primera y por ende la más común entendida como la conducta activa u omisiva ejercida en deshonra, descrédito o menosprecio al valor o dignidad personal, los tratos humillantes y vejatorios, la vigilancia constante, aislamiento, marginación, negligencia, abandono, celopatía, las comparaciones destructivas, las amenazas o los actos que la lleven a disminuir su autoestima.

Entre los otros tipos están:

-El acoso y hostigamiento;

-La amenaza;

-Violencia física;

-Violencia doméstica;

-Violencia sexual;

-Acto carnal violento;

-La prostitución forzada;

-La esclavitud sexual;

-El acoso sexual;

-La violencia laboral,

-La violencia patrimonial y económica;

-Violencia obstétrica;

-La esterilización forzada,

-Violencia mediática;

-Violencia institucional;

-Violencia simbólica;

-Tráfico y trata de mujeres, adolescentes y niñas;

-El femicidio;

-La inducción o ayuda al suicidio.

La ley define hasta 21 tipos de violencia, muchas de las cuales las mujeres todavía no reconocen y por lo tanto no denuncian. Foto referencial/Cortesía

Tribunales especializados

Los Tribunales de Violencia Contra la Mujer, ubicados en el llamado Cubo Rojo de la calle Zamora de Coro, cuentan con dos tribunales de control, un tribunal de ejecución, así como un equipo multidisciplinario.

Además de llevar los casos, estos asumen con el equipo multidisciplinario la prevención y atención de la víctima, como de los denunciados a quienes mensualmente dictan charlas.

Patriarcalismo hace ver como normal la violencia en algunos sectores

Consultada hace dos años para un reportaje especial, una de las psicólogas refería que debido a la cultura y enseñanza patriarcal, machista, algunos municipios evidenciaban más casos que otros.

Para entonces se mencionó los sectores del occidente falconiano como Pedregal, Dabajuro, Democracia, Buchivacoa y Mauroa.

En estos se registraban cifras alarmantes debido a que los pobladores son más insensibles al tema de la violencia.

En ese orden figuraban los municipios Federación y Zamora, coincidiendo con lo dicho por Herkis Duno.

“Se registran muchos casos de violencia física, lo que habla de los niveles de agresividad que predomina en los sectores rurales, más que en la ciudad”, afirma una especialista.

Culpa de ello, el desconocimiento de la ley y el hecho de que ven como normal que el tío embarace a la sobrina, que la niña o adolescente quede embarazada y así otros casos. “No lo manejan como abuso sino como algo normal”, advierte la especialista.

Otro fenómeno es la alta tasa de abusos sexuales, destacando entre tantos, uno contra una bebé de tres meses de nacida, lo que obliga a los padres a tener que estar más atentos de los hijos y al cuidado de con quiénes los dejan.

Denunciar, pero prevenir y concienciar

Refiere la especialista que el concepto de violencia es amplio y va más allá del contacto físico.

Es indispensable conocer la ley, un texto que viene a reivindicar el lugar de la mujer en la sociedad, pero también fundamental prevenir y la manera es con valores en el hogar. No es esperar a que en las escuelas se encarguen de todo, sino que se debe asumir la responsabilidad como padres de la educación de los hijos, advierte la especialista.

El primer tribunal especializado en violencia contra la mujer fue inaugurado el 29 de julio del 2011 y hasta el presente, han transcurrido siete años de trabajo no solo dentro de las salas de audiencia, sino desde cada uno de los espacios que la Comisión Nacional de Justicia de Género del Poder Judicial les asignó a sus integrantes, incluso desde la calle.

Hasta el 2015, por ante los Tribunales de Violencia Contra la Mujer de Falcón habían 6.648 causas, en su mayoría de casos relacionados con violencia física, amenaza y violencia sexual. Las estadísticas actuales, a pesar de consultadas, no fueron reveladas.

Denuncias compulsivas y arrepentimiento

Las estadísticas pasadas revelaron una alta incidencia de denuncias impulsivas donde las agraviadas, terminaron retractándose.

Por ello los Tribunales de Violencia Contra la Mujer tuvieron que sobreseer hace dos años hasta de 100 casos entre sábados y domingos por disposición de la Comisión Nacional de Justicia de Género, debido a que las denunciantes dejaron de comparecer.

Foto: Archivo/Nuevo Día

Es de destacar que una vez formulada la denuncia no hay vuelta atrás, la acusación sigue su rumbo pues se trata de delitos de orden público.

Destaca una funcionaria que la denuncia activa una serie de procedimientos a los que necesita darles su curso legal y acompañamiento, de ahí que la denuncia tenga sus formalidades y responsabilidades.

No obstante, hasta hace unos años, hubo casos en los que las víctimas denunciaban y cuando el funcionario indicaba que practicarían el arresto preventivo del acusado, algunas mujeres se retractaban de denunciar diciendo que solo querían darle un susto a su pareja.

Esto daba lugar a que los funcionarios receptores a veces pusieran objeciones para dar curso a la denuncia, situación en la cual se han tomado correctivos con la conformación de las Secretarías de Igualdad de Género y Equidad en los respectivos organismos de seguridad.

Síndrome de la mujer maltratada

Otro fenómeno dentro de la espiral de violencia es que en la mujer termina desarrollando el síndrome de la mujer maltratada, que la hace sentir culpable y se contiene de buscar ayuda especializada.

Lo fundamental, dice la especialista, es que la pareja busque ayuda psicológica en instancia públicas o privadas, y que entiendan que la vía violenta no es la más adecuada para hacer valer sus puntos de vista o solucionar diferencias.

 

“Cuando exista riesgo inminente a la vida, es impostergable la denuncia antes que surja el femicidio, un delito nuevo, incluido en la Ley Orgánica Sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en la reforma de la que fue objeto en el año 2014”, acotó la especialista.

Valga recordar que antes de la reforma, cuando una mujer era asesinada en un hecho de violencia, por ser mujer, era manejado como cualquier homicidio. Incluso, ni siquiera era manejado por tribunales con perspectiva de género, sino por tribunales ordinarios.

La denuncia por violencia ya no es exclusiva de la víctima; también la pueden hacer tercer e instituciones ante seis instancias diferentes. Infografía: Nuevo Día

A partir de la reforma todo cambió debido a que los casos comenzaron a ser tratados por tribunales especializados que entienden esa diferencia y hace que opere la justicia.

Hasta el año pasado, los Tribunales de Violencia Contra la Mujer, atendían al mes un promedio de entre 20 y 25 casos de violencia, pero ello no significó que sea el promedio real, sino el que llega a instancias judiciales, pues, no todos los casos de violencia son denunciados. Las estadísticas actuales no fueron reveladas, pero se estiman en el mismo porcentaje.

El ámbito judicial es la última instancia, pero en instituciones como el IREMU, Igualdad de Género, el Instituto Municipal de la Mujer, los Centros de Atención y Formación Integral para las Mujeres (Cafim), viene cumpliendo un trabajo orientador y preventivo tanto en las mujeres en lo individual, como en sus matrimonios.

En el caso de Iremujer Falcón, cuentan con el correo para contactos iremujerfalcon24@gmail.com, la Secretaría de Igualdad de Género, dispone del número (0268) 2513902, la Casas de Paz, atiende en el Paseo Alameda, mientras que la sede de Inamujer está frente a la urbanización 450 Años de Coro. La Defensoría del Pueblo, en la avenida Independencia, también está abierta a atender a las víctimas.

 

Presidente Maduro exalta derecho de la mujer a una vida sin violencia

 


Foto principal/ Cortesía

Etiquetas: , , , , , , ,

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, especializado en la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".