Lo último

Agave Cocui, domesticado por el desarrollo sustentable

noviembre 29, 2018

Jose Vicente Rojas

El trabajo desarrollado por investigadores de la Unefm y Cieza demostró que la baja productividad de las plantas silvestres de Avage Cocui puede ser modificada inoculando hongos formadores de micorrizas. Esto da pie a la domesticación, cultivo y producción sistematrizada de la especie.


Leopoldo Naranjo, investigador del Instituto Idea, participó junto a Miriam Díaz y Eréndira Granadillo en el proyecto “Efecto de la fertilización orgánica y la inoculación con hongos micorrízicos arbusculares sobre la productividad del agave cocui”; trabajo que aportó grandes avances al proceso de legalización del licor cocuy de penca, al asegurar el cultivo de la planta de agave.

“Agave Cocui” domesticado por el desarrollo sustentable El trabajo de grado demostró el efecto beneficioso de la asociación simbiótica mutualista entre los hongos micorrízicos arbusculares y las raíces de las plantas debido a captación de agua y nutrimentos del suelo, principalmente fósforo que posee poca movilidad.

Dicha asociación estimula el crecimiento de la planta, su resistencia a la sequía y a la salinidad, jugando un papel importante en la recuperación de ecosistemas frágiles y degradados.

Naranjo, en torno al aporte de su tesis de grado a la legalización del cocuy pecayero, refirió que se trazaron como objetivo la domesticación de la planta silvestre de agave, desde el punto de vista agroecológico, con fines de reforestación.

Para ello emplearon abonos orgánicos tipo bocache o fermentados, gracias a conocimientos adquiridos durante un curso internacional sobre desarrollo sustentable al que asistió en Cuba.

Lea también: Declaran al reggae jamaicano como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

También trabajaron sobre los hongos micorrícicos arbusculares, que coadyuvan al proceso de domesticación agroecológica de la especie agave cocui, lo que apoya el establecimiento de las plántulas que han germinado en viveros, previo a la transplantación.

Acota el investigador, que desde el inicio del proceso ha estado involucrado con la comunidad de Pecaya, municipio Sucre, a pesar de que ha asistido a especializaciones en el exterior.

Opina que la legalización del licor de cocuy, demuestra que con empeño y dedicación se logran las metas por difíciles que sean, por ello felicita a los integrantes de Asofacocuy y a todos los habitantes de Pecaya, por el logro que resulta de muchos trabajos de investigación, entre estos varios desarrollados por él.

 

Desarrollo sustentable y sostenible

Acota Naranjo, que la legalización del cocuy pecayero, abre un abanico de posibilidades de desarrollo para los habitantes de una zona caracterizadas por la aridez de los suelos y vegetación, gracias a los trabajos de investigación en el campo agroecológico, el desarrollo debe encaminarse por la vía agroecológica, para asegurar plantas sanas, vigorosas, productivas, con calidad nutricional que le permita al productor cultivar en espacios limitados sin tener que recurrir a las plantas silvestres.

En la población de Pecaya, el 74% de las  actividades económicas giran en torno al agave cocui, materia prima del licor de cocuy, que se vio amenazada de sobre explotación por la falta de cultivo, ya que se trata de una especie silvestre.

Se trata de una  planta autóctona del trópico americano con un alto poder de tolerancia al estrés ambiental cuyas mayores poblaciones se encuentran en áreas semidesérticas, con muy escasa humedad.

Los habitantes de la zona han utilizado la planta de Agave para la obtención de una fibra muy fina parecida a la cocuiza, llamada dispopo, con la que se elaboran tejidos como hamacas, fajas, bolsos, calzados, y artesanías, además de mezclarlos con el barro como aglutinante para la fabricación de ladrillos de adobe.

El uso más conocido es la producción del muy bien apreciado licor de cocuy, también llamado “cocuy de penca’’ o “cocuy pecayero”, bebida de tradición prehispánica.

La producción promedio anual de licor es de 64.000 litros y se  requiere aproximadamente una planta por cada litro, de ahí la importancia de asegurar la reproducción, preplantación y cultivo de la especie, entre los requisitos para la legalización del licor.

El medio árido de Pecaya se beneficia con la reforestación con agave.

El medio árido de Pecaya se beneficia con la reforestación con agave.

 

Hoy arranca la I Feria Internacional del Cocuy en Coro

 


Fotos/ Armando Plácidi

Etiquetas: , , , , ,