Lo último

Conoce qué parte del cerebro controlan tus emociones

diciembre 5, 2018

Jacqueline Finol

Redactado por: Panorama

El cerebro es un órgano muy complejo. Controla y coordina todo, desde el movimiento de los dedos hasta el ritmo cardíaco.


El cerebro también juega un papel crucial en la forma en que controlas y procesas tus emociones y percibes tu entorno.

La evidencia científica aun busca respuestas sobre el papel del cerebro en una variedad de emociones, pero han identificado los orígenes de algunos de los más comunes, como el miedo, la ira, la felicidad y el amor.

Sigue leyendo nuestro artículo, para saber más sobre qué parte del cerebro controla tus emociones.

 

 

 

¿De dónde vienen las emociones?

El sistema límbico es un grupo de estructuras interconectadas ubicadas en lo profundo del cerebro. Es la parte del cerebro que es responsable de las respuestas emocionales y de comportamiento. Los científicos no han llegado a un acuerdo sobre la lista completa de estructuras que conforman el sistema límbico, pero generalmente se aceptan las siguientes estructuras como parte del grupo:

 

Hipotálamo. Además de controlar las respuestas emocionales, el hipotálamo también participa en las respuestas sexuales, la liberación de hormonas y la regulación de la temperatura corporal.

 

 

Hipocampo. El hipocampo ayuda a preservar y recuperar recuerdos. También juega un papel importante en la forma en que se entienden y captan las dimensiones espaciales del entorno.

 

Corteza límbica. Esta parte contiene dos estructuras, el giro cingulado y el giro parahipocampal. Juntos, afectan el estado de ánimo, la motivación y el juicio.

 

Lea también:Misión Cultura Corazón Adentro Falcón inició curso de promoción cultural

 

 

¿Qué parte del cerebro controla el miedo?

Desde un punto de vista biológico, el miedo es una emoción muy importante. Te ayuda a responder adecuadamente a situaciones amenazantes que podrían hacerte daño. Esta respuesta es generada por la estimulación de la amígdala, seguida por el hipotálamo.

 

Esta es la razón por la que algunas personas con daño cerebral que afectan a su amígdala, no siempre responden adecuadamente a los escenarios peligrosos. Cuando la amígdala estimula al hipotálamo, inicia la respuesta de lucha o huida. El hipotálamo envía señales a las glándulas suprarrenales para producir hormonas, como la adrenalina y el cortisol.

 

A medida que estas hormonas ingresan al torrente sanguíneo, es posible que notes algunos cambios físicos, como un aumento en: ritmo cardiaco, frecuencia respiratoria, cambios en los niveles de azúcar en sangre(glicemia) y transpiración o sudoración. Además de iniciar la respuesta de lucha o huida, la amígdala también desempeña un papel en el aprendizaje del miedo. Esto se refiere al proceso mediante el cual desarrollas una asociación entre ciertas situaciones y sentimientos de miedo.

 

 

 

¿Qué parte del cerebro controla la ira?

Al igual que el miedo, la ira es una respuesta a las amenazas o factores estresantes en tu entorno. Cuando te encuentras en una situación que parece peligrosa y no puedes escapar, es probable que respondas con ira o agresión. Puedes pensar en la respuesta de ira, como parte de la respuesta de lucha o huida. La frustración que provoca, enfrentar obstáculos al tratar de alcanzar un objetivo y no lograrlo también puede desencadenar la respuesta de ira. La ira comienza con la amígdala estimulando el hipotálamo, muy parecido a la respuesta de miedo. Además, partes de la corteza prefrontal también pueden desempeñar un papel en la ira.

 

 

 

 

¿Qué parte del cerebro controla la felicidad?

La felicidad se refiere a un estado general de bienestar o satisfacción. Cuando te sientes feliz, generalmente tienes pensamientos y sentimientos positivos. Los estudios de imágenes sugieren que la respuesta de felicidad se origina en parte en la corteza límbica. Otra área llamada el precuneus también juega un papel importante. El precuneus está involucrado en recuperar recuerdos, mantener tu sentido del yo y centrar tu atención a medida que te mueves por tu entorno.

 

 

La evidencia científica encontró que las personas con mayor volumen de materia gris en su precuneus derecho, informaron ser más felices. Los expertos piensan que el precuneus procesa cierta información y la convierte en sentimientos de felicidad. Por ejemplo, imagina que has pasado una noche maravillosa con alguien que te importa, que amas. Al avanzar, cuando recuerdes esta experiencia y otras similares, puedes experimentar un sentimiento de felicidad.

 

 

 

 

¿Qué parte del cerebro controla el amor?

Puede sonar extraño, pero los inicios del amor romántico están asociados con la respuesta al estrés provocada por su hipotálamo. Tiene más sentido cuando piensas en la excitación nerviosa o en la ansiedad que sientes al enamorarte de alguien. A medida que estos sentimientos crecen, el hipotálamo desencadena la liberación de otras hormonas, como la dopamina, la oxitocina y la vasopresina.

 

 

La dopamina se asocia con el sistema de recompensa de tu cuerpo. Esto ayuda a hacer del amor un sentimiento deseable.

 

La oxitocina a menudo se conoce como la “hormona del amor”. Esto se debe en gran parte a que aumenta cuando abrazas a alguien o tienes un orgasmo. Se produce en el hipotálamo y se libera a través de la glándula pituitaria. También se asocia con la vinculación social. Esto es importante para la confianza y la construcción de una relación. También puede promover una sensación de calma y satisfacción.

 

La vasopresina se produce de manera similar en el hipotálamo y es liberada por la glándula pituitaria. También está involucrado en la vinculación social con un compañero.

 

El cerebro es un órgano complejo que los investigadores aún están tratando de descifrar. Pero los expertos han identificado el sistema límbico como una de las partes principales del cerebro que controla las emociones básicas. A medida que la tecnología evolucione y los científicos vean mejor la mente humana, es probable que aprendamos más sobre los orígenes de las emociones más complejas.

Etiquetas: , ,

Jacqueline Finol

El periodismo es ver pasar la historia con boleto de primera fila