Falcón

30 mil soberanos cuesta un kilo de gas para aires acondicionados

Clientes y técnicos aseguran que los precios del kilo de gas para aires acondicionados suben a diario.


Reparar un aire acondicionado es una necesidad que se vuelve cada vez cuesta arriba para los falconianos, debido al alto costo de los repuestos así como la mano de obra, incluso para hacer el respectivo mantenimiento.

El gas, es uno de los componentes primordiales para que estos enfriadores puedan trabajar y aunque no se debe reponer constantemente, su costo ha llegado a alcanzar los 30.000 bolívares soberanos e incluso se cotiza en dólares, según experiencias de los mismos compradores.

Lea también: Editorial El Perro y la Rana presentó cuatro libros de escritores falconianos

Juan Carlos García, técnico de reparación, contó que las empresas que ofrecen el producto no han abierto sus puertas en enero, pero ya le han ofrecido el gas hasta en 30.000 bolívares soberanos o 9 dólares.

Asegura que los precios aumentan diario, situación que compromete su trabajo, por ello desde hace un tiempo los técnicos han decidido optar por chequear los enfriadores y en caso que amerite gas, sea el mismo propietario del aparato que adquiera el producto.

“Antes uno tenía sus bombonitas y guardaba gas para tener al momento de ofrecer el servicio, pero en vista de lo costoso que se ha vuelto, uno prefiere que sea el dueño del aire que compre sus repuestos para que después no vaya a creer que uno lo está robando”, aseveró.

Sacando la cuenta, dijo que para colocar gas nuevo a un aire pequeño, se necesitan de 55 a 60.000 soberanos, contando los filtros, capacitadores que deben cambiarse así como la mano de obra.

Por su parte, Jesús Marval, contó que le ha tocado pagar altas sumas de dinero para reparar los aires de su casa y aún así aún conserva algunos que no ha podido volver a poner en funcionamiento por lo costoso de los repuestos.

“Todo aumenta a diario, en la mañana consigues un precio y en la tarde otro, es imposible ir al ritmo de esta hiperinflación, cada vez es más difícil recuperar nuestras cosas que se van dañando”.


Foto/ Yohan Gómez
Etiquetas

Irene Revilla

Amo el chocolate

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar