Lo último

OPINIóN

La desidia y la maldad como armas de destrucción por Israel Colina

enero 24, 2019

Redactado por: Israel Antonio Colina

Pero sucedió lo que nunca debe pasar con ninguna obra construida por el Estado venezolano, que fue el abandono total por parte de éste y un pueblo sin arraigo ni querencia por su terruño que no ayudó en lo absoluto a su permanencia en el tiempo.


Soy un convencido, que siempre en todos los gobiernos desde nuestra independencia en 1810 a esta fecha, 2018, sus altas autoridades, –llámense Presidentes o Gobernadores,– han tenido las mejores intenciones para desarrollar proyectos muy hermosos para el embellecimiento de esta Patria llamada Venezuela pero, sus subalternos, o sea, a quienes se les asignan los recursos para dar inicio y concluir esas obras actúan como una invasión de langostas.

En la mayoría de los casos, quedan en eso, en proyectos, en ocasiones las dejan inconclusas y si es que las terminan, entonces es el pueblo
que acaba con ellas,–ambos son unos depredadores.— A las pruebas me remito. Voy a referirme al Paseo del Mar en la Vela, Municipio Colina, estado Falcón.

En días recientes me encontré con un ejemplar del Órgano informativo que editaba la Corporación Mariano de Talavera, titulado “La Voz del Patrimonio”, es la edición número 09 del 3 de enero de 1999. Entre las noticias aparecidas en él, está esta titulada: Rescate del Frente Marítimo de la Vela. Concluye segunda etapa del Proyecto “Paseo del Mar.”

Lea también: Nuevos retos, por Dante Rivas

“El rescate y revitalización del Frente Marítimo de la Vela es una de las estrategias diseñadas por la Corporación Mariano de Talavera para incidir en la conservación y dinamización del Centro Histórico de esta ciudad”.

Podríamos aseverar que La Vela se desarrolló urbanísticamente de espaldas a su playa y en consecuencia, su frente marítimo no constituye un espacio abierto y continuo que proporcione una visual completa del paisaje marino de su puerto. Sin embargo, a lo largo de este fragmentado eje se encuentran las edificaciones mas importantes de La Vela como lo son: La Casa de la Antigua Aduana, la Plaza Antillana, el Monumento a la Bandera y otros servicios y espacios públicos.

Por esta razón, la existencia de este eje fue visualizada por los especialistas de la Corporación como una magnífica oportunidad de la
ciudad para abrirse hacia su costa y así aprovechar el enorme potencial y atractivo turístico que la misma posee y que hasta ahora se ha desperdiciado.

Con lo ya señalado es fácil comprender el por qué el futuro de La Vela, y por ende el de su Centro Histórico, está íntimamente ligado al rescate de su Frente Marítimo.

Sobre esta premisa, el plan propuesto por la Corporación tenía que comenzar por recuperar paralelamente el Frente Histórico y el Centro Histórico de esta ciudad.

Este plan integral contempla entre otras acciones: La rehabilitación de la Antigua Casa de la Aduana y del mercado actual, el rescate
de la Plaza Antillana, la creación del mercado de pescadores, la rehabilitación del muelle, la creación de un mercado popular, el reacondicionamiento del Monumento a la Bandera, etc.

En este marco de acciones, el “Proyecto del Mar” reviste singular importancia, pues se ha concebido como un bulevar vial y peatonal que adaptándose a la topografía de la costa bordea toda la bahía y su ejecución incluye paisajismo, iluminación y mobiliario urbano.

Sin duda alguna, “El Paseo del Mar” constituirá una zona de recreación que incentivará el comercio local y la actividad turística.

Recientemente concluyó la segunda etapa del proyecto en el área peatonal, el cual abarcó el tratamiento del pavimento, drenajes superficiales y la iluminación con las farolas tipo “carola”, en su versión postes diseñadas para el Centro Histórico de La Vela.

Este proyecto ejecutado por la gobernación del estado Falcón por un monto de 180 millones de bolívares, comprende 7.500 m2 de área peatonal y en la actualidad se adelanta el paisajismo que contempla la siembra de 20 caobos antillanos, 14 bucares de la India y 10 de San Francisco.

Por otra parte, la Alcaldía del Municipio Colina ha comenzado la remodelación del Monumento de la Bandera con una inversión de 200 millones de bolívares, con lo que se transformará su entorno en un parque con nueva iluminación, caminerias adecuadas, una amplia área de estacionamiento y de un paisajismo cónsono con el ambiente.

En su tercera etapa, “El Paseo del Mar” se integrará al Parque Monumento de la Bandera y se conformará una amplia zona recreacional y turística a lo largo del frente marítimo que redundará en el desarrollo y rehabilitación del Centro Histórico de la Vela.”

Ahora bien, como verán amigos lectores, por lo reseñado en su momento por la Corporación Mariano de Talavera se ve que todas las etapas fueron ejecutadas y la Alcaldía también concluyó la remodelación del Monumento a la Bandera.

Y fue el Presidente Hugo Chávez Frías quien inauguró esta bella obra el 3 de agosto del 2006, siendo bautizada con el nombre de Paseo Recreacional y Turístico Generalísimo Francisco de Miranda y con ella conmemorar los 200 años del arribo de este prócer a este sitio donde se enarboló el tricolor patrio por primera vez.

Pero sucedió lo que nunca debe pasar con ninguna obra construida por el Estado venezolano, que fue el abandono total por parte de éste y un pueblo sin arraigo ni querencia por su terruño que no ayudó en lo absoluto a su permanencia en el tiempo. Después de haber invertido tantos millones para esta obra y habérsela entregado al pueblo para su disfrute, es una vergüenza el estado en que se encuentra, destruida y abandonada.

Así no tendremos nada nunca y mucho menos podremos hablar en este estado de turismo si solo nos acompaña LA DESIDIA Y LA MALDAD COMO ARMAS DE DESTRUCCIÓN.


Foto/ Cortesía

Etiquetas: , ,