Lo último

FALCÓN

Pastelerías sobreviven con insumos dolarizados

febrero 5, 2019

Irene Revilla

Redactado por: IRENE REVILLA

“Nos llegó a algunos comerciantes y yo gasto uno diario, por ello ese suministro me dura una semana. La asignación es un pañito de agua tibia que nos tiran de vez en cuando que se trabaja para una semana”, dijo una empresaria.


 Aunque el gobierno nacional a través de Sunagro es el único que hace la venta controlada a las panaderías y pastelerías del país, según un censo que ellos mismos hacen a los comercios y donde toman en cuenta su productividad, las pastelerías de Punto Fijo han tenido que recurrir a los artículos dolarizados para poder mantenerse en el mercado.

La harina les llega en muy poca cantidades y puede llegar a tardarse hasta tres meses, además de los insumos básicos para la pastelería como margarina y azúcar no les llega a precio regulado, por lo que deben acudir a los grandes bodegones que ofrecen estos productos importados.

María Urdaneta, gerente del Rinconcito del Dulce, contó que la harina regulada les llegó a principio de diciembre y en enero, solo seis bultos por mes, lo que alcanza para seis días, según su productividad.

“Nos llegó a algunos comerciantes y yo gasto uno diario, por ello ese suministro me dura una semana. La asignación es un pañito de agua tibia que nos tiran de vez en cuando que se trabaja para una semana”, sin embargo siempre tiene que adquirir a precio dolarizado.

Aseguró que al precio que consigue y cada vez que va lo adquiere a precio nuevo, así como el azúcar y la margarina. “Estos últimos llegan a los supermercados y nosotros no podemos hacer esa cola por un solo kilo. El gobierno solo asigna de vez en cuando un poquito de harina, de resto nada”.

Rinconcito del Dulce es una pastelería reconocida en Punto Fijo con 23 años en el mercado, anteriormente ofrecían 30 tipos de tortas, ahora hacen como mucho diez, ya que su encargada prefiere optimizar los insumos. “Dejamos de hacer lo más costoso, por ello no se tiene tanta variedad como para que la gente venga todos los días y se coma algo diferente, porque no hay con qué hacerlo. Gracias a Dios todavía la gente se da su gustico”.

Otro rubro indispensable y que tienen muchos años comprarlo dolarizado es la leche, actualmente la adquieren en 34 o 36.000 bolívares soberanos por kilo. “Por eso nos hemos ido adaptando y ante ello hay tanta gente que ha cerrado sus negocios, no es fácil mantenerse en el mercado”.

En un recorrido que se hizo por las principales pastelerías de la ciudad, se constató que están viviendo la misma realidad. El dueño de una muy reconocida contó que ha tenido que ajustarse a la situación y al bolsillo de los comensales para que sus productos puedan salir. “Ahora hacemos ponques decorados para cumpleaños, cuando antes mientras más grande era la torta, era mejor”, lamentó.

Etiquetas: , , , , ,

Irene Revilla

Amo el chocolate