Lo último

Elimina las manchas del rostro con tomate

febrero 6, 2019

Jacqueline Finol

Redactado por: Facetas

Todos queremos tener una piel limpia, con un tono uniforme, libre de imperfecciones, manchas por el sol y la edad, no solo las mujeres. La naturaleza provee varios ingredientes que están al alcance de todos.


Aplicados convenientemente y con paciencia, se puede lograr los mismos resultados que con la aplicación de cremas costosas.

Las manchas oscuras, paño o melasmas, son causadas por exceso de melanina. Generalmente es un signo de daño solar por tener la piel expuesta a los rayos ultravioleta sin la debida protección. También pueden ser causadas por cambios hormonales, en las mujeres, por ejemplo, durante el embarazo o por el simple paso del tiempo.

Lea también: Científicos desarrollan piel artificial que puede sentir el movimiento del cuerpo.

La piel es el reflejo de las emociones y el estilo de vida. Las alergias, picores, aspereza, palidez, enrojecimiento, ronchas, sequedad, agrietamiento, cambios de pigmentación y acné, son algunos de los cambios que pueden aparecer en la piel por alteraciones psicosomáticas, cuyo origen es emocional.

Por eso, el tomate es un recurso útil para curar gran parte de este malestar. Éste tiene diversas utilidades gastronómicas pero, ¿sabías que es un excelente ingrediente para la belleza de la mujer? El tomate rojo (también conocido como jitomate), contiene vitaminas B1, B3, B5, C, E, K, Magnesio, manganeso, fósforo, potasio y es una verdura enriquecida en agua.

Esta verdura no solo favorece la salud, también la belleza. Aunque muy pocas saben acerca de los múltiples beneficios que tiene para la piel, es una herramienta utilizada para combatir acné, enrojecimiento, cicatrices, heridas, manchas y líneas de expresión.

Elimina las manchas del rostro con tomate

Solo necesitas lo siguiente:

1 tomate
1 cucharada de yogurt natural
Opcional: miel
Preparación:

1. Muele el tomate crudo hasta que quede como una pasta. Lo puedes hacer a mano, con la ayuda de un vaso, con un procesador de alimentos o con una licuadora, asegurándote de que las aspas estén muy limpias.

2. Una vez que obtengas la pulpa, colócala en un bowl y agrega la cucharada de yogurt natural y miel (en caso de que quieras agregarla).

Aplicación:

1. Como en todas las mascarillas, debes tener tu rostro muy limpio y seco antes de aplicarla.

2. Coloca la mascarilla sobre tu rostro con tus manos muy limpias o usando una brocha

3. Déjala actuar 15-20 minutos y pasado este tiempo, enjuaga con abundante agua. Para mayor efectividad, realiza esta mascarilla todos los días antes de dormir. Si eres constante, notarás que tu piel luce mucho más fresca, luminosa y tersa.

Etiquetas: , ,

Jacqueline Finol

El periodismo es ver pasar la historia con boleto de primera fila