Lo último

SUCESOS

Acusado de anclar a la maestra en el mar recibió beneficio de casa por cárcel

febrero 7, 2019

Irene Revilla

Redactado por: IRENE REVILLA

Es de recordar que el 17 de abril de 2018, la maestra Gledys Linares de 47 años desapareció sin dejar rastro.


 La historia de la maestra anclada en el mar, Gledys Linares parece haberse olvidado a pesar de que su cuerpo no ha sido encontrado. El pescador de 33 años acusado de haberla matado y haber lanzado su cuerpo al fondo del mar, junto a unas piedras y malla para evitar que flotara, recibió una medida sustitutiva de libertad en diciembre de 2018 de arresto domiciliario por padecer una enfermedad terminal.

El pescador de 33 años, presuntamente acusado del dantesco femicidio, tuvo una audiencia preliminar donde le dictaron privativa de libertad y fijaron como sitio de reclusión la sede del CICPC subdelegación Punto Fijo, luego de siete meses le otorgaron la medida sustitutiva de libertad por su salud.

Es de recordar que el 17 de abril de 2018, la maestra Gledys Linares de 47 años desapareció sin dejar rastro. Vivía sola en la urbanización Balcones de Paraguaná y en el estacionamiento quedó estacionado su carro. En el apartamento quedó un café en el microondas y una carne descongelando en el lavaplatos, todo indicaba que Linares no había ido lejos, pero nunca más se supo de ella.´

Lea también: Distrito Capital Ι Abuelo abusaba sexualmente de sus tres nietas

Luego de varias investigaciones que ejecutó el Cicpc subdelegación Punto Fijo, apresaron al pescador de 33 años, natural y residenciado en Punta Cardón, quien era la actual pareja de la maestra y por celos la estranguló y lanzó su cuerpo metido en una pipa a seis millas náutica de la orilla de Punta Cardón, atada a una malla de pescar con al menos 600 kilos de piedra para evitar que flotara.

Aunque el CICPC ha hecho varios intentos para buscar el cuerpo, incluso con buzos de las fuerzas armadas y el apoyo de pescadores de la zona, no ha sido posible encontrar la pipa donde podría estar el cuerpo de la maestra.


Foto: Archivo Nuevo Día

Etiquetas: , ,

Irene Revilla

Amo el chocolate