Lo último

SUCESOS

Así fue como pandilleros asesinaron a barbero en la Cástulo Mármol

febrero 7, 2019

Gerardo Morón Sánchez

Redactado por: Gerardo Morón

Eduardo estaba en la sala cuando vio venir la muerte representada por tres pandilleros, entre ellos uno de franela roja quien le disparó en el cuello con un revolver.


Corría la noche del miércoles 6 de febrero y en la casa rural sin número, ubicada detrás del estadio de los Hermanos Chica, calle Los Unidos del Parcelamiento Cástulo Mármol Ferrer, de Coro, había inquilinos y clientes de una barbería residencial frecuentada por otros barberos.

Entre ellos estaba Eduardo José, quien había decidido no usar las tijeras esa noche, más si, en consentir que usaran su espacio de trabajo ubicado en la sala de la casa en la que vivía desde hacía un año con su esposa y dos dos hijos, ambos niños, el más pequeño de ocho meses de edad.

Eduardo estaba en la sala cuando a través de la puerta, vio venir la muerte representada por tres chamos, uno de franela roja, armado con un revolver. De inmediato se levantó de la silla y dejando en la sala al barbero y tres clientes, se metió al cuarto donde estaba su esposa, Nairelys Suárez.

Disparo en el cuello

“Escuché como cuatro tiros y después vi a Eduardo en el suelo, con una herida en el cuello”, recuerda Nairelys sobre el atentado perpetrado a las ocho y media de la noche que la dejó viuda y huérfano a sus dos hijos. A pesar de todos los que había en la casa, el victimario entró y tras revisar la casa, disparó contra su objetivo.

Los pandilleros abandonaron en inmueble, alrededor del cual volvieron a reunirse algunos de lo que habían escapado y otros familiares de Eduardo, entre ellos su padre.

Jovanny Colina tomó en brazos a su único hijo y por la maltrecha calle lo cargó hasta la avenida Alí Primera, donde logró abordar un taxi que lo trasladó hasta la emergencia del Hospital Doctor Alfredo Van Grieken.

Último cara a cara

“Suspiraba contento, al saber que era yo quien lo cargaba y estaba ayudando, pero no pudo decirme nada”, recuerda Jovanny sobre la última vez que cruzó mirada con su hijo, al que entregó a médicos de la emergencia quienes no consiguieron salvarle la vida debido a la gravedad de la herida, en el cuello.

Eduardo José Colina Petit tenía 23 años y además de barbero, se rebuscaba como albañil, herrero y “todero”, refirió su padre, quien no tiene la más remota idea ni sospecha de quienes pudieran ser los asesinos de su único hijo.

Aunque el joven no registraba antecedentes, en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) manejan el ajuste de cuenta como móvil del homicidio.

Etiquetas: , , , , , , ,

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, especializado en la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".