Lo último

FALCÓN

En El Oasis luchan para aguantar el derrame de aguas negras

marzo 1, 2019

Irene Revilla

Ya la calle 17 se la comió el agua sucia.


Las calles 16 y 17 que dan la bienvenida a la segunda etapa de la urbanización El Oasis, municipio Los Taques, están repletas de aguas negras que salen por la tubería, situación que mantiene preocupados a todos sus habitantes, quienes han decidido vivir en los patios traseros de sus hogares por los fuertes olores.

Denny Rodríguez, habitante de la comunidad y vocera del consejo comunal “Terraza Z”, comentó que todos están buscando la solución para atacar el problema de las aguas negras que recorren varias calles de la comunidad.

Dijo que la semana pasada se hizo una visita a la alcaldía de Los Taques, donde se comprometieron a hacer una visita en la comunidad para buscar soluciones, pero en vista de que no llegaron los vecinos volvieron a acudir al ente municipal donde les dijeron que para el próximo sábado se colocaría el transformador que hace falta para que la bomba de la Estación de Bombeo del sector vuelva a funcionar y envíe el agua a su lugar correcto.

Lea también: Departamento del tesoro de ee.uu. Sanciona a seis militares por obstruir ayuda humanitaria

“Estamos esperando una solución, ya que de verdad es preocupante, todos somos afectados, en estos momentos. La escuela y las pocetas tienen gusanos, así como las taquillas de las aguas negras, por ello fuimos a hacer una jornada de abatización”, dijo.

Declaró que este problema tiene seis meses afectando la comunidad y que lo que hace falta es reponer el transformador eléctrico para que pueda funcionar la Estación de Bombeo.

 

 

Hay dos transformadores, pero con que se ponga uno en funcionamiento es suficiente para que estación funcione y pueda sacar el agua de la comunidad. Claro, como no tiene por donde salir, ella lo hace en la zona más baja.

Todo el sector está siendo afectado, no solo estas calles, ya que los niños estudian es en el colegio de la comunidad donde se necesita que funcionen los baños, así como los fuertes olores que emanan de esta zona donde se estanca el agua.

Además, esto ha generado brote de enfermedades que se manifiestan con vómitos y diarreas, sobre todo a las personas más vulnerables como niños y personas de la tercera edad por la proliferación de mosquitos y moscas.


Fotos/ Edgar Gómez

Etiquetas: , , , , ,

Irene Revilla

Amo el chocolate