Lo último

SUCESOS

Policías rompieron filas para permitir marcha hasta la avenida Victoria

marzo 10, 2019

Jacqueline Finol

Redactado por: El Pitazo

“A pesar de la intimidación, estamos aquí”, gritó el Presidente (E) Juan Guaidó este 9 de marzo. Con megáfono en mano y montado en una camioneta plateada, Guaidó proyectó su voz a lo largo y ancho de la avenida Victoria a partir de la 1:40 de la tarde. Cientos de personas acudieron al llamado que hizo el también presidente de la Asamblea Nacional por las redes sociales días antes, pese al apagón nacional que para entonces acumulaba casi dos días.

Horas antes, en ese mismo punto de Las Acacias se olió gas pimienta que fuerzas de seguridad estatales usaron para dispersar a los manifestantes. Los asistentes comenzaban a congregarse en el punto final de la convocatoria desde las 9 de la mañana de este sábado. La noche anterior, diputados denunciaron que efectivos policiales impidieron la instalación de una tarima para la declaración que daría Guaidó este sábado.

Policías rompieron filas para permitir marcha hasta la avenida Victoria
Foto:Cortesía El Pitazo

La Policía Nacional Bolivariana (PNB) aguardaba en los alrededores de los puntos de concentración que convocó Guaidó por las redes sociales. Pelotones de más de 15 efectivos estaban apostados desde la mañana de este sábado en Plaza Venezuela, Bello Monte, El Recreo, Chacaíto y Chacao. Incluso, las vías que conectan Bello Monte con Plaza Venezuela y con la autopista Francisco Fajardo estaban bloqueadas por piquetes conformados por efectivos de ambos sexos y tanquetas tipo “murciélago”.

“¡Únanse!”, les gritaban los manifestantes que caminaban desde Las Mercedes al verlos plantados en los accesos viales. Las personas que se concentraron en la plaza Francia de Altamira y en el distribuidor Santa Fe caminaron hasta el Centro Venezolano Americano (CVA), en la principal de Las Mercedes. Desde antes de las 10:00 a. m., hora pautada para la concentración, vecinos, dirigentes políticos y estudiantes universitarios esperaron acumular fuerzas para llegar hasta la avenida Victoria.

Otro piquete de la PNB cerró la avenida principal de Bello Monte, a la altura de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). La presencia de otro “murciélago” desvió a los manifestantes de la ruta primaria y los llevó a caminar, bajo el sol y calle arriba, por caminos verdes en Colinas de Bello Monte. Al final de la avenida Neverí y con la Universidad Central de Venezuela de fondo, se ubicaron uniformados policiales en fila y con escudos antimotín. Todos portaban cascos y caras largas, sin pronunciar palabra ante las decenas de peticiones que proferían los manifestantes de distintas edades que pedían continuar su paso.

Policías rompieron filas para permitir marcha hasta la avenida Victoria
Foto:Cortesía El Pitazo

El diputado de la Asamblea Nacional (AN) y dirigente de Primero Justicia, Carlos Paparoni, pedía a los presentes paciencia, mientras se negociaba el paso con los funcionarios. Con un megáfono se informaba a la población que mantuvieran la calma y que no mostraran signos de violencia, especialmente en vísperas de un envío de una comisión de las Naciones Unidas a Venezuela. Veinte minutos después, se escucharon aplausos y el río de personas avanzó por la avenida Neverí.

Los aplausos eran para los policías, quienes se hicieron a un lado y permitieron que la ciudadanía continuara su paso hasta la plaza Las Tres Gracias. Una cuadra después, estaba otro piquete de la PNB y después de 15 minutos de diálogo iniciado por parlamentarios, rompieron filas al son de los aplausos y los gritos en señal de celebración de la multitud.

El canto “No, no, no se detiene. El pueblo unido no se detiene” retumbó bajo la autopista Valle Coche una vez dejados atrás los policías. Las energías se recargaron. Los asistentes caminaron incluso con pisadas más firmes al divisar la Iglesia San Pedro. Las palmas de quienes ya estaban plantados en la avenida Victoria sonaron en recibimiento de quienes caminaron desde Las Mercedes.

La alegría se desbordó cuando Guaidó, vestido con una camisa blanca, se montó sobre una camioneta plateada en la que llegó a Las Acacias. Con cada saludo suyo, mujeres y hombres de todas las edades gritaban de emoción en respuesta. También alzaron sus voces cuando el líder reconocido por más de 50 países destacara que Nicolás Maduro era el responsable de la crisis eléctrica que, hasta la fecha, mantiene a 16 estados del país sin electricidad. “¡Coño de tu madre!”, le respondieron al escuchar el nombre.

Los medios de comunicación no eran los únicos que grababan las declaraciones de Guaidó. Los asistentes sacaron sus teléfonos inteligentes y se dispusieron a fotografiarlo, grabarlo e incluso tomarse selfies mientras hablaba. Desde los edificios de la avenida Victoria también lo escuchaban, algunos de ellos con gorras tricolor y banderas que colgaban desde los balcones.

El silencio de los presentes era casi sepulcral para que su voz se propagara. Guaidó aseguró que la ciudadanía debía mantenerse en la calle movilizada. “Vienen días duros. Nos van a intentar dividir y confundir”, indicó y pidió confianza a los venezolanos para los días venideros. Anunció que iniciaría una gira por el país para convocar a la ciudadanía a una gran convocatoria en Caracas, sin fecha aún anunciada.

Policías rompieron filas para permitir marcha hasta la avenida Victoria
Foto:Cortesía El Pitazo

“Artículo 187, numeral 11”, le gritaron a Guaidó desde el público, en referencia al apartado de la Constitución que especifica la “autorización del empleo de misiones militares venezolanas en el exterior o extranjeras en el país” como una competencia de la Asamblea Nacional. El presidente interino respondió: “Aplicaremos el artículo 187 cuando llegue el momento”. Un breve silencio de su audiencia precedió a una ola de aplausos y gritos.

Etiquetas: , , ,

Jacqueline Finol

El periodismo es ver pasar la historia con boleto de primera fila