Lo último

¡Date un gusto! Pizza con sardinas, calabacín y tomate

marzo 13, 2019

Jacqueline Finol

Redactado por: Trendencias

Esta pizza de sardinas, calabacín y tomate es perfecta para una cena. Si quieres simplificar la receta y no estar tanto tiempo en la cocina, siempre puedes recurrir a comprar una masa de pizza refrigerada.

Lea también: 

Aunque si deseas probar y hacerla en casa, es muy sencilla, siempre sale bien y además amasar, ¡libera tensiones!

Simplemente con unas latas de conserva de esas que todos solemos tener en la despensa y dos hortalizas, conseguimos darle un giro a lo clásico y que comer pizza no sea aburrido.

Ingredientes:

Para la masa casera de pizza:

400 g de harina
200 ml de agua templada
50 ml de aceite de oliva
1 cucharada sopera de levadura seca de panadería
1 cucharadita de azúcar, sal.

Para el relleno:

8 lonchas de queso gouda
3 tomates
1 calabacín mediano
2 latas pequeñas de sardinas
sal
pimienta
orégano
albahaca
tomillo
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer pizza con sardinas, calabacín y tomate

– Comenzaremos preparando nuestra masa casera de pizza. Para ello en un bol echamos el agua templada y el aceite, la levadura seca y el azúcar. Removemos con unas varillas y dejamos diez minutos para comprobar que la levadura hace espuma y funciona correctamente.

– Entonces vamos añadiendo la harina con la sal y amasando con las manos hasta lograr una masa elástica y que no se pegue. La dejamos en un recipiente en un lugar templado una hora para que leve. Cuando pase el tiempo desgasificamos y la estiramos encima de una bandeja de horno o piedra de pizza, aún crecerá todavía un poco mientras que se prepara el relleno. Precalentamos el horno a 220 grados con calor por abajo.

– En una bandeja de horno extendemos la masa y forramos el fondo de la pizza con las lonchas de queso Gouda. Cortamos los tomates en rodajas y los disponemos en el centro de la pizza haciendo una circunferencia que llegue a tres centímetros del borde.

– Laminamos con un cuchillo afilado o una mandolina el calabacín a lo largo. Cada rodaja la cortamos longitudinalmente en dos y enrollamos en forma de flor, colocando estos rollitos por la zona exterior de la pizza hasta cubrirla por completo.

– Disponemos las sardinas en conserva encima de los tomates, salpimentamos, espolvoreamos las hierbas aromáticas y regamos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Horneamos durante treinta minutos o hasta que veamos cocida la masa de pizza. Retiramos del horno y servimos caliente.

Etiquetas: , ,

Jacqueline Finol

El periodismo es ver pasar la historia con boleto de primera fila