Lo último

SUCESOS

Asesinan a camarógrafo para robarle celular y una bolsa de pan

marzo 15, 2019

Gerardo Morón Sánchez

Redactado por: Gerardo Morón

Directo al corazón. Así fue la trayectoria que dejó sin vida al conocido camarógrafo y actualmente trabajador del sector educativo, Mario Casorla Quintero, de 34 años, víctima de ladrones cuando estaba por llegar a su casa en los bloques de la urbanización 480 Años de Coro. Le robaron el celular, una bolsa de panes y la vida.


Aunque no hubo clases, Mario Ramón Casorla Quintero pasó la mañana de este viernes cumpliendo horario en el Centro de Educación Inicial “Dilia Curiel Penso” ubicado en la calle 19 con calle 2 de la  urbanización Cruz Verde de Coro.

A pesar de una exitosa carrera como camarógrafo en Falconiana de Televisión, en VEA Televisión, en el Circuito Somos Falcón y la Oficina Regional de Información (ORI) cuando el gobierno de Stella Lugo de Montilla, el flaco Mario se resolvía como técnico en artefactos electrónicos, pero sus últimos días los pasó alejado de los estudios, de las cámaras, de las ruedas de prensa, incluso de los eventos deportivos, su pasión.

Asesinan a camarógrafo para robarle celular y una bolsa de pan

Mario Casorla. Foto: Cortesía

Como portero y bedel, ahora su vida transcurría rodeado de niños de ese preescolar, quienes le recordaban a sus cuatro hijos, de los que se separaba solamente para trabajar.”Era muy querido en el preescolar, como en la comunidad. Un hombre trabajador, respetuoso y cordial”, comentó una conocida del sector Cruz Verde.

La compra y el camino hacia la muerte

Al lado de este CEIS, cuya entrada protegía, hay una panadería en la que Mario solía comprar casi a diario para no llegar con las manos vacías a su apartamento ubicado en el edificio 57 de la urbanización 480 Años de Coro, que limita con la urbanización Santa Paula, La Velita y la urbanización La Velita.

Asesinan a camarógrafo para robarle celular y una bolsa de pan

El asesinato se cometió en la “calle de los robos” también conocida como “la Frontera”, a las doce del día de este viernes. Infografía| Gerardo Morón Sánchez

“Estoy en la panadería, apenas compre voy al apartamento”, le dijo Mario a su pareja, a quien llamó desde su celular Samsung. Concretada la compra de panes y otros rubros para el almuerzo y el resto del fin de semana, Mario emprendió el trayecto de regreso a su casa.

Se cree que retornó por las veredas de la calle 17, pasando por la quebrada de Chabe por donde el miércoles 13 de febrero asesinaron a tiros a José Gregorio Manzanarez, de 27 años, para robarle el celular. Pasó por la urbanización Santa Paula y cuando estaba por llegar, lo mataron.

Homicidio en “la Frontera”

La muerte aguardaba por Mario en una calle de tierra o trocha,  llamada la “Frontera” porque está ubicada en la intersección de la urbanización Santa Paula, la urbanización Cruz Verde y la urbanización 480 Años de Coro, hacia donde se dirigía.

La bolsa con panes y comida eran visibles, y aunque no se supo con certeza si Mario llevaba el celular en una mano u oculto, tanto el Samsung como la comida, terminaron en manos del criminal que no conformes, le robó la vida, dejando tras el disparo, huérfanos a cuatro niños y viuda, a Josmery. Un disparo, directo al corazón, acabó con la unión de una familia, acabando con quien era la cabeza y su principal sostén, Mario Casorla quien el 8 de junio cumpliría 35 años de edad.

Asesinan a camarógrafo para robarle celular y una bolsa de pan

Mario Casorla estaba por llegar a su casa con la comida, cuando lo asesinaron para robársela, al igual que su celular. Foto: Gregorio González

Josmery, se asustó cuando, en vez de ver llegar a su pareja, un muchacho sudado y con voz agitada, le informó que a Mario le habían dado un tiro. Cuando llegaron a la calle, lo encontraron de de cara al suelo, los brazos arqueados, la pierna izquierda sobre la derecha, y muerto. Mario vestía una franela blanca, jeans y unos deportivos fucsia con cordones amarillos.

Tras continuos robos vino en crimen

El asesino, quien se presume acompañado por al menos otro criminal, actuó amparado en la desolación, pues en cualquier día normal y con clases, muchos pasan por la denominada calle de la “Frontera”.

No obstante, a raíz de que ya estaban llamando a ese paso como “la calle de los robos”, muchos eran los peatones que preferían caminar por las áreas menos vulnerables y con tránsito vehicular.

Funcionarios de Polifalcón resguardaron la escena del crimen, que minutos después abordaron efectivos de la subdelegación Coro del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) quienes removieron el cadáver.

Los detectives obtuvieron información adicional acerca de los delincuentes que operan en el sector, por lo que adelantan pesquisas para descartar y llegar a los autores, así como incautación del arma incriminada y demás elementos de interés criminalístico.

Conmoción en Coro

De los 14 asesinatos cometidos en Coro en lo que va de año, todos de por si lamentables, el de Mario Casorla, generó un rechazo colectivo, tanto por el motivo como fue el robo de un celular y una bolsa de panes, como por la trayectoria como profesional de la comunicación que tuvo el flaco Casorla.

Periodistas y reporteros gráficos de la región, periodistas independientes, así como diferentes medios de comunicación, condenaron el crimen y expresaron palabras de pesar a la familia de Mario Casorla, y esposa.

“La familia del Circuito de Comunicación del estado Falcón Caquetía 89.1 FM y Caquetía TV, lamentan el fallecimiento de Mario Casorla”, se leía en su cuenta @Caquetia_.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, especializado en la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".