Falcón

Médanos se rebelan a las máquinas y atascan la Coro-Punto Fijo

El tramo de los médanos de la carretera Coro-Punto Fijo, está destinado a ser el más rebelde de los espacios naturales de Falcón. Arena que quitan, arena que retorna, empecinada en cubrir en su totalidad la carretera, como este miércoles que estuvo nuevamente colapsada.


Arrastradas por los vientos alisios que van de este a oeste, las dunas, aunque transportadas por payloader o volteos de un lado a otro, vuelven a llenar los espacios, una lucha eterna con los maquinistas de Fundaregión, que este miércoles perdieron terreno y trabajan contrarreloj para evitar el colapso.

Cuando no la arena, los trabajos de mantenimiento que reducen a un solo canal el tránsito por la Coro-Punto Fijo. Foto: Carlos García

“Está más que demostrado que las máquinas no son las solución definitiva. Años usándolas y nada que se resuelve. Por el contrario, varias máquinas se han dañado y el problema persiste”, sostuvo Marcos Capielo, usuario de la carretera.

Si bien el libertador Simón Bolívar dijo en una oportunidad que “si la naturaleza se opone, lucharemos contra ella y haremos que nos obedezca”, lo cierto es que por décadas los médanos se han insubordinados a las máquinas.

No ha habido plan de mantenimiento vial que ofrezca una solución definitiva, y por el contrario, la eterna lucha de máquina y médanos, ha dejado a su paso máquinas inoperativas, millones de litros de diésel gastados en millardos de bolívares en pagos por el uso de maquinarias y volteos.

Atendiendo la contingencia

Este miércoles había cinco máquinas removiendo las dunas y una cantidad de camiones volteos trasladando toneladas de arena hacia el terreno habilitado en el sector Campo Alegre. De momento, producto de este trabajo, se formaron colas y hasta varios carros se atollaron en la arena desplazada por el viento a la carretera y la misma desprendida de los camiones.

Varios carros se quedaron atascados en el trecho Este, sentido Coro-Punto Fijo de la carretera. Foto: Carlos García

“Es un paso a riesgo, esto está cada vez menos transitable a pesar de que uno ve maquinistas trabajando. Deben buscar una solución definitiva a esto”, expresó el transportista Julio Piña.

Las fuertes ventiscas obligan a trabajar de manera permanente en la remoción de la arena. “Comenzamos a las siete u ocho de la mañana hasta las cuatro o cinco de la tarde. El trabajo no se ha detenido”, dijo un camionero que hace entre 15 y 20 viajes por día y que usa hasta 800 litros de diésel para el camión.

Exigen solución definitiva

Trabajadores coinciden con usuarios en que, el uso de máquinas es un paliativo. “Los espacios de donde se remueve la arena vuelven a llenarse al cabo de cuatro horas”, comentó uno de ellos.

Otros usuarios condenaron que no haya un interés sincero en encontrarle una solución definitiva a este problema, único de en su especie en el país.

Recordaron que en años recientes la actual ministra de Turismo, Stella Lugo, para entonces gobernadora, anunció con bombos y platillo la propuesta al Ministerio de Transporte Terrestre de un túnel, este se quedó como muchos otros proyectos: en promesas. Sobre el mismo, algunos consideraron que era inviable.

Etiquetas

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar