FalcónGenerales

Lorena Sánchez amó la repostería desde niña

Estará dictando un taller en la sede de Nuevo Día en Punto Fijo para dar todos sus secretos en la cocina para la preparación de cauchitos y roles.


Este viernes, de 8:00 de la mañana a 12:00 del mediodía, Lorena Sánchez, una repostera que amó los dulces desde muy pequeña, dará a conocer sus trucos de la cocina en un taller que ejecutará en la sede del diario Nuevo Día en Punto Fijo, para mostrar el arte de los cauchitos y roles de chocolate.

Lorena Sánchez es una mujer que sonríe a todo momento y asegura amar la repostería desde que tenía ocho años cuando hizo su primera torta, poco a poco las ganas de aprender y practicar las fue canalizando para crear su propio negocio.

Ha preparado todo tipos de dulces y pasapalos para todas las ocasiones, situación que la hace muy feliz cuando sus clientes quedan satisfechos con el trabajo logrado.

Creo que colocarle mucho amor a lo que hacemos es indispensable, el dulce debe dar alegría, debe gustar desde que lo miramos, sI logramos eso, se puede lograr cualquier cosa.

Este arte comenzó cuando tenía solo ocho años, hizo una torta que no batió bien y solo creció medio centímetro, posteriormente a los 12 años, hizo oficialmente su primera torta y a sus maestras les encantó, desde entonces Lorena era quien preparaba las tortas para el colegio.

“Recuerdo que las maestras recogían los materiales, cada quien llevaba algo y me los daban para hacerla, allí supe que tenía un don y debía desarrollarlo», rememoró.

El negocio inició en la casa, haciendo galletas y ponquecitos, con el tiempo lo fue perfeccionando hasta convertirse en una reconocida repostera.

“Me gusta mucho practicar para seguir aprendiendo. Leo recetas, practico, veo tutoriales por internet. He logrado mucho y sé que mi trabajo gusta, porque siempre me buscan para hacerle sus dulces, así como también me buscan para enseñarles a hacerlos”, dijo.

Lorena trabajaba como vendedora en la Zona Libre y al estar tanto tiempo de pie, empezó a sufrir de la tensión y con ello decidió dedicarse a la repostería desde su casa.

Lorena busca que a sus clientes les guste el trabajo que hace, que se sienta identificado y contento con la entrega del producto final: “Hay que tener el amor por la respostería y por la cocina”.

Actualmente trabaja para cumplir el sueño de sus clientes en las festividades que tengan.

“Nunca me vi de esa manera”, asegura entre risas. Soñaba con ser diseñadora, pero su enfoque la llevó a plasmar ese arte y creatividad en la cocina”.

Lorena estará en la sede de Nuevo Día en Punto Fijo este viernes para dictar un taller de cauchitos y roles.

Las entradas están disponibles en la misma sede, ubicada en la calle Mariño entre avenidas Jacinto Lara y Jofre Paul Jatém o a través de los teléfonos 04127873185-04266637686.

 


Foto principal/ Edgar Gómez 
Etiquetas
Mostrar más

Irene Revilla

Amo el chocolate

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar