Lo último

OPINIóN

Carta desde el Más Allá por Juan Vené

abril 15, 2019

Redactado por: Juan Vené

Ahora, la Asociación de Peloteros dice, que si prohiben a los bigleaguers melenas, barbas, patillas, bigotes y meterse el pantalón del uniforme hasta por debajo de los zapatos, estarían atentando contra las vidas privadas.


Mis admirados Ronald Acuña, Vladimir Guerrero hijo y Odúbel Herrera…: Estuve buscando una frase apropiada para encabezar mi carta para Uds. No pudo ser mejor esa sobre la sensatez.

No quiero llamarlos ridículos, inmaduros, payasones, desubicados ni rebeldes sin causa. Pero esas innecesarias y lógicamente, asquerosas melenas que llevan encima, los presentan al mundo como un trío de insensatos.

Si, ya lo sé que otros han aparecido así en los estadios antes de Uds. Pues entonces son carentes de personalidad también. Porque alguien sea un idiota redomado, no lo voy a ser yo también.

Si me van a hablar de personalidad, no tienen ninguna, por eso de que se imitan unos a otros siendo cada vez más payasescos.

Y eso es contra las Reglas, porque rompen la uniformidad. Ninguna melena negra o peor, teñida de rubia, ayuda a conectar la bola, quizá más bien estorba, ¿para qué llevarla encima entonces?

Mi carrera la terminé en cuatro Halls de la Fama, el de las Ligas Negras, el de Cuba, el de México y el de Cooperstown. Algo bueno debí tener en el swing, ya que era outfielder. Y jamás necesité una melena. Ni pensé en eso.

Hace 200 días conectó su último hit en MLB por Juan Vené

Y si lo hubiera pensado, mis equipos, el comisionado y hasta los fanáticos hubieran protestado hasta botarme de los estadios.

Ahora, la Asociación de Peloteros dice, que si prohiben a los bigleaguers melenas, barbas, patillas, bigotes y meterse el pantalón del uniforme hasta por debajo de los zapatos, estarían atentando contra las vidas privadas.

¿Cuáles vidas privadas? Uds. son personajes públicos, parte de un espectáculo deportivo que debe ser digno de las miradas de los niños y de todos los demás.

Uds. se ven asquerosos, por lo que no puedo despedirme con abrazos. Resultaría complicidad en atentado contra con el deporte que me lo dio todo, al cual agradezco cuanto fui y cuanto recuerdan de mí.

Si necesitan champú, puedo hacérselos llegar… Monte.


Foto/ Cortesía

Etiquetas: , , ,