Lo último

SUCESOS

Falcón | Asesinó a su mujer, la enterró y denunció su desaparición

abril 16, 2019

Gerardo Morón Sánchez

Eulimar Roja Franco, de 24 años, de ocupación masajista, fue reportada como desaparecida el 21 de febrero por su concubino, quien así, intentó librarse de culpa desviar la atención de las autoridades, entre ellas de efectivos del Eje de Investigaciones de Homicidios, Base Tucacas, que lo buscan por el femicidio de esta guariqueña a quien no le perdonó que quisiera dejarlo.


Era masajista, nacida hace 24 años en el estado Guárico. Eulimar Maritza vivió sus últimos días en la población de Sanare Arriba, de donde desapareció dejando la sensación de que la tierra se la había tragado. La corazonada era cierta y la tierra tardó 53 días en expulsarla de sus entrañas.

Efectivos del CICPC desenterraron a la víctima. 

La subdelegación Tucacas del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) supo de Eulimar Maritza Roja Franco, el jueves 21 de febrero.

Ese día se apersonó Yeldin Gilberto Rivero Rosales, nacido en Tucacas el 10 de agosto de 1990. Dijo ser el concubino de Eulimar y estar preocupado por su desaparición.

Pasaría carnaval y una vez descartado que la masajista se habría marchado a otro lugar, aumentó la tensión y con ello la posibilidad de que le había acontecido algo. Era una teoría sólida toda vez que en su casa, ubicada en el sector Sanare Arriba de la parroquia Tucacas, municipio Silva, estaban sus cosas.

Pobladores y familiares encontraron la fosa

Este lunes,  transcurrido un mes y 23 días de denunciarse su desaparición, algunos pobladores que se habían resistido a abandonar la búsqueda en solidaridad con los familiares, observaron a 80 metros de la casa, un movimiento irregular de tierra entre la zona boscosa.

Tras remover parte de la tierra se percataron que había una persona enterrada a pocos centímetros de profundidad, aplicando el mismo método de Ramón Perozo Leal, quien el domingo 3 de febrero asesinó a Luis Alberto Riera Alvarado, de 36 años, gallero y amante de su esposa, el cual fue desenterrado a los cuatro días en el sector Los Techos Azules de Yaracal.

Lea también: El “ex” de Mayell pagará 30 años de cárcel en Yare III

El hallazgo del cadáver de Eulimar se registró a eso de las tres de la tarde y como era de esperarse, atrajo a todos los pobladores y a funcionarios del Centro de Coordinación Policial 3 quienes al confirmar que se trataba de la escena de un crimen, dieron parte de efectivos adscritos al Eje de Investigaciones de Homicidio, Base Tucacas que procedieron a desenterrar a la víctima.

La madre certifica que era Eulimar por la ropa y dentadura

Una mujer le ahorró a los funcionarios el tener que pasar horas y quizás días hurgando la identidad de la víctima. Por algunas prendas de vestir y la dentadura, era evidente que se trataba de su hija Eulimar. El hallazgo fue próximo a la casa donde vivía y adyacente al módulo policial. Además, la masajista era la única persona reportada como desaparecida en el pueblo y municipio.

Homicida se dio a la fuga

A partir de entonces todo comenzó a cobrar sentido. Eulimar fue golpeada en la cabeza hasta morir, crimen atribuido a Yeldin Gilberto Rivero Rosales, el concubino, el mismo que había denunciado la desaparición. Eulimar había decidido abandonarlo pero este, en desacuerdo habría reaccionado primitivamente causándole la muerte bajo la premisa de “Si no eres para mí, no serás para nadie”.

Una vez cometido el femicidio, el mismo Yeldin, habría cargado el cadáver de noche hasta el sector, donde procedió a enterrarla. Transcurridos los días habituales para declarar a una persona desaparecida, acudió al CICPC como parte de su coartada para librarse de culpa.

Este lunes, tan pronto supo del hallazgo, desapareció  del pueblo manteniéndose desde entonces prófugo de la justicia, huyendo de efectivos del Eje de Homicidios, Base Tucacas, que llevan el caso.


Fotos/ Cortesía

Etiquetas: , , , , , , ,

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".