Sucesos

Coro | Caso de violencia intrafamiliar por poco llega a filicidio

Génesis, quien acusa trato cruel y hasta heridas producto de ataques de su madre, experimentó junto a su hijo de siete meses, una nueva agresión que no trascendió a tragedia debido a que el machete estaba sin filo. Paramédicos de Protección Civil y funcionarios de Polifalcón atendieron el llamado que hiciera la comunidad tras los nuevos gritos de la joven a quien su madre dejó encerrada.


La morena piel de Génesis sumó nuevas cicatrices que seguramente cicatrizarán con el tiempo, no así las heridas en el alma. Quizá no lo estaría contando si el machete que rebotó en sus delgadas pantorrillas hubiese estado afilado como el cuchillo con el que hace unos años le abrieron una herida en el antebrazo derecho que a pesar de los 16 puntos de sutura, dejó una horrenda cicatriz. Y así mucha otras heridas en su cuerpo de metro y medio de estatura y en el alma, todas atribuidas a la mujer con dolores de parto, la trajo al mundo hace 23 años.

Génesis Gabriela Camacho Sánchez es la menor de tres hermanos, hijos de un abogado y Olga Sánchez, una mujer de 57 años, quien trababa como ama de casa en Villa León, aunque algunos habitantes de la calle Rafael Sánchez González del Parcelamiento Cruz Verde de Coro, quienes están al tanto de su temperamento y de las agresiones contra sus hijos, comentaron que trabajó de cocinera en la Comunidad Penitenciaria de Coro.

Vecinos temían un filicidio

Este lunes los vecinos se escandalizaron una vez más tras los gritos de Génesis ante la nueva agresión de la madre, quien además de templarla por los cabellos, le habría retrucado la cabeza contra la pared y hasta caído a machetazos sin importar que esta tuviere en brazos a un bebé de apenas siete meses de nacido, su nieto.

El caso de Génesis y Olga ha llegado a instancias judiciales y policiales, pero por aquello de que es problema entre madre e hija, la paz se ha tornado distante, incluso con la mediación del padre de la joven, experto en derecho.

“Toda la vida me ha maltratado, me culpa de todo”, confiesa Génesis quien se ganaba la vida vendiendo comida en el mercado viejo y tras su último parto dejó ese trabajo para ocuparse de su hijo menor. Tiene un hijo mayor de tres años que se fue con la familia de su pareja a Colombia, lejos del ambiente de discordia que ella ha tenido que soportar. “Soy la única que la sigo aguantando”, confesó.

Situación con el gas, nuevo detonante

Cuando algo malo ocurre o se daña en el casa, el dedo acusador de Olga apunta a Génesis, como este lunes que el sartén eléctrico hizo circuito y se dañó. Tras varias semanas sin gas doméstico, resolvían con la sartén pero al dañarse la madre arremetió una vez contra la hija que no solo vio peligrar una vez más su vida, sino la de su hijo.

Olga apresuró su salida y como si nada, partió al trabajo dejando a su hija encerrada quien a gritos logró llamar la atención de sus vecinos quienes a su vez llamaron a la policía, incluso paramédicos de Protección Civil llegaron pues en el parcelamiento se hablaba de una agresión con machete.

Ayudada por vecinos y por el techo, Génesis logró salir del inmueble y denunciar una vez más el caso ante los policías que luego de tomar apuntes, le recomendaron formalizar la denuncia ante las instancias judiciales.

Etiquetas
Mostrar más

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar