Lo último

SUCESOS

Llevado al Saime de Caracas el “capo” detenido

mayo 8, 2019

Jacqueline Finol

Redactado por: Panorama

El delincuente Jorge Eliécer Díaz Collazos, alias “Castor”, quien era uno de los dos  más buscados en Barranquilla señalado de ser el jefe de la organización criminal ‘Los Costeños’ fue enviado a Caracas.


“Castor” fue detenido en Maracaibo el pasado sábado 4 de abril y en la capital venezolana permanece bajo custodia de las seccionales de Interpol colombiana y del vecino país.

Su traslado hacia suelo colombiano, donde es requerido por su presunta vinculación con múltiples crímenes, extorsiones y distribución de alucinógenos en Barranquilla y su área metropolitana, no ha sido posible porque “falta un documento que legalice su extradición”, sostuvo una fuente al diario barranquillero El Heraldo.

‘Castor’, uno de los dos capos de la banda criminal ‘Los Costeños’, fue capturado en un hotel de la C-2 de Maracaibo, donde pretendía celebrar el cumpleaños de su esposa Dinelys Ruiz, quien sería deportada hoy por no tener documentación que acredite su permanencia en el vecino país, continúa el citado portal.

Lea también: A Caracas se le escapó la victoria en el Olímpico

Se conoció que ‘Castor’ y Ruiz permanecen en los calabozos del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime), situados en la avenida Baralt, de Caracas.

De los múltiples delitos que se le atribuyen a ‘Los Costeños’ la Fiscalía señala como autores intelectuales a ‘Castor’ y su socio, Digno Palomino Rodríguez, quien se mantiene prófugo de la justicia “a la espera de un acuerdo para entregarse”, según expresó a través de redes sociales.

Seis años tardaron las autoridades policiales tras la pista de este hombre, socio de Digno Palomino Rodríguez, el otro personaje del ámbito criminal de Barranquilla y con quien ‘Castor’ compartía el mando de “Los Costeños”, la temible banda que domina el negocio de la venta de droga en Barranquilla y su área metropolitana.

En septiembre pasado, “Castor” y Palomino entraron a la lista de las policías de 192 países que tienen convenio con la autoridad nacional de Colombia para la ubicación de criminales.

El historial delictivo de “Castor” es largo.  La primera vez que fue arrestado, en 2006,  tenía  20 años y fue por porte ilegal de armas. Su ‘ascenso’ empezó con el microtráfico de estupefacientes.

El apodo de “Castor” lo tiene  desde niño, pues  tuvo una prominencia de sus dientes superiores. Sin embargo, luego de trabajos de ortodoncia este mejoró su aspecto.

Etiquetas: , ,

Jacqueline Finol

El periodismo es ver pasar la historia con boleto de primera fila