Sucesos

Mató a su prima por celos y después se suicidó en Punto Fijo

Familiares describieron a Alexander José Trompiz como un hombre trabajador que fue muy conocido en la zona por sus trabajos de carpintería, pero se obsesionó con Inés Marina Trompiz Hernández, al punto de acabar con la vida de ambos.


La obsesión de un hombre llevó a matar de 11 puñaladas a la mujer de la que se enamoró y posteriormente se quitó la vida apuñalándose en el corazón. Este hecho se consumó la noche de este miércoles en el sector Caja de Agua de Punto Fijo.

Familiares de Inés Marina Trompiz Hernández, de 20 años, contaron que Alexander José Trompiz estaba enamorado de su prima desde hace muchos años, incluso, ella tuvo una bebé que él asumió como si fuera suya. Con el tiempo, él se fue obsesionando con ella a pesar de que no tenían una relación, la celaba con todo el que se acercaba y, en vista de que ella lo rechazaba, varias veces la amenazó con matar a su padre y le decía: “Te voy a dar donde más te duele”.

En vista de la situación, Inés Marina cada día estaba más preocupada, distante, distraída, asustada; incluso abandonó su trabajo para evitar salir de casa y tener que encontrarse con su primo. En diciembre de 2018 se armó de valor y formuló una denuncia ante la Policía de Falcón, donde el hombre firmó una caución de alejamiento; aunque la cumplió durante unas semanas, volvió para tornarse agresivo y posesivo.

La mejor amiga de Inés Marina se la llevó a su casa junto a su pequeña hija, pero a los días decidió volver a la calle Bolívar de Caja de Agua, donde vivía con sus padres y sus dos hermanos.

La tragedia

Inés Marina tenía mucho tiempo que no salía sola ni a la bodega, porque apenas volteaba ya tenía a Alexander detrás esperándola o buscando conversar con ella. Este miércoles en la noche, el primo llegó a su casa, bien vestido y perfumado para ver a la hija de Inés.

Lea también: La PNB lo agarró con 4,25 toneladas de cemento en Mauroa

Ella salió con la bebé de dos años en brazos y comenzaron a discutir; de pronto, se escucharon gritos de auxilio, era la joven que en ese momento estaba siendo llevada por el hombre. Los vecinos salieron y corrieron a socorrerla, sin embargo, ya era demasiado tarde.

Inés había logrado tocar la puerta del callejón de la calle Comercio con Providencia de Caja de Agua, donde Alexander le dio 11 puñaladas y, aunque los gritos de la joven lograron salvarla de alguna manera de la fuerza masculina, estos no fueron suficientes y ella cayó desmayada.

Sus familiares llegaron en segundos a rescatar a la mujer ensangrentada y con la niña de la mano. Aunque la llevaron a la clínica Paraguaná, ya no tenía signos vitales.

Entre familiares y amigos, buscaban a Alexander José, pero no lo encontraron, sino hasta la mañana de este jueves, en una zona enmontada del mismo sector, donde se apuñaló en varias oportunidades con el mismo cuchillo hasta perforarse el corazón.

Ambas familias viven un duelo que los une.

La familia de Inés Marina describió a Alexander como un hombre trabajador que fue muy conocido en la zona por sus trabajos de carpintería, pero se obsesionó con Inés Marina, al punto de acabar con la vida de ambos.


Fotos: reproducción/ Edgar Gómez
Etiquetas
Mostrar más

Irene Revilla

Amo el chocolate

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar