Lo último

Al menos 50 componentes del cigarro son altamente cancerígenos

mayo 31, 2019

Regmy Castañeda

El 31 de mayo se celebra el Día Mundial sin Tabaco y salud pulmonar.


Según cifras manejadas por la Organización Mundial para la Salud (OMS) en el continente americano, el tabaco causa 222.000 muertes, un 11 % de los dos millones de decesos anuales que se le atribuyen.

Este vicio causa cáncer, enfermedades respiratorias y cardiovasculares, de acuerdo con el reporte del organismo internacional.

En los registros que ofrece la OMS en su portal web, se indica que el tabaco mata hasta la mitad de sus consumidores y casi el 80% de los más de mil millones de fumadores que hay en el mundo viven en países de ingresos bajos o medios.

El sitio web refiere que se estima que el 50% del cigarrillo está compuesto por hojas de tabaco, el 30% por tabaco reconstituido y el 20% por tabaco expandido con dióxido de carbono.

También puede leer: https://nuevodia.com.ve/2019/05/29/entre-locos-apuesta-por-nuevos-artistas-en-colina/

El neumonólogo pediatra Rolando Díaz refiere que el cigarro tiene 400 componentes del tabaco, de los cuales 250 son venenosos, que al descomponerse o al hacer combustión, hacen daño al organismo.

En neumonólogo alertó que al menos 50 de los 400 componentes del cigarrillo son altamente cancerígenos. El especialista dijo que el riesgo de padecer enfermedades no solo se centra en los fumadores activos, sino en los pasivos (los que inhalan el humo), quienes también son vulnerables a padecer patologías asociadas a este vicio.

El cáncer pulmonar, de laringe o bronquios, y otras enfermedades cardiovasculares, como taquicardias, arritmias, aneurismas, además de otitis, amigdalitis, entre otras, se producen tanto en el fumador activo como en el pasivo, según el especialista.

Los niños son víctimas

Díaz afirmó que los niños y los bebés en gestación tienen un alto porcentaje de padecer enfermedades asociadas al cigarro o tabaco.

Añadió que los pequeños, como fumadores pasivos, sufren daños, por lo que pueden presentar problemas de hiperreactividad bronquial, bronquitis, asma bronquial y bronquiolitis, las cuales son factores de morbilidad que favorecen de alguna manera esas patologías.

“Existe esa pelea entre los fumadores y no fumadores, el activo dice que el humo no hace daño y el que no fuma le reclama y dice que es todo lo contrario. Una de las recomendaciones principales para evitar problemas respiratorios y el hábito tabáquico es no estar en espacios cerrados donde estén fumando, los padres que fuman no deben hacerlo delante de sus hijos, y antes de hacer algún contacto físico o cercano con ellos, bañarse, cambiarse de ropa y lavarse la boca para evitar que ellos inhalen los restos que quedan en su cuerpo”, destacó el doctor.

El feto sufre

El especialista resaltó que, cuando la madre es fumadora, se pueden producir problemas al feto, como bajo crecimiento, déficit de desarrollo ponderal a nivel intrauterino, y en algunos casos los puede llevar a ser niños prematuros, e inclusive nacer con problemas cardiacos, arritmias, disritmias; respitatorios, como neumonías, entre otras enfermedades obstructivas.

Filtros del cigarro no son seguros

A pesar de que los filtros de tabaco de los cigarrillos deberían evitar el paso de las partículas tóxicas del humo para hacerlo menos nocivo para el fumador, el doctor Rolando Díaz expresó que la sustancia del cigarrillo de igual forma produce problemas en el oído, como la otitis; en el sistema respiratorio, la garganta, obstrucción nasal, faringitis, amigdalitis, bronquitis, neumonía; problemas gástricos, y en la vista, irritación de la retina, disminución de la visión, entre otros problemas, además de la alta probabilidad de desarrollar algún cáncer.

Ansiedad como principal indicador

La psicóloga Irelys Vera dijo que el fumar es una de las adicciones más comunes, la cual a pesar de la situación del país, se mantiene; destacó que uno de los mayores indicadores que tienen las personas que tienen este vicio es la ansiedad.

“Hay muchos factores que conllevan a la persona a fumar, cada persona tiene un relato diferente y hay que indagar el motivo. En la infancia por la moda, hogares disfuncionales, problemas familiares, entre otros más, pero ciertamente el principal indicador es la ansiedad”, comentó la especialista.

Reconocer que hay un problema

Vera manifestó que el principal paso que debe dar el fumador compulsivo es reconocer que tiene un problema que debe superar y buscar ayuda profesional.

“Cuando se llega a esa realidad, en que reconocen que tienen una adicción y la gravedad del problema, es donde inician el proceso para erradicar el vicio, porque su familia e hijos están cansados del olor y lo que eso le produce. La persona inicia el proceso de reprogramación cognitiva por medio de terapias para obtener cambios en los hábitos del paciente”, expuso.

Las hojas de tabaco contienen nicotina, esta es absorbida rápidamente y llega al cerebro en unos 10 segundos, lo cual explica su alto poder adictivo. Un cigarrillo promedio tiene un gramo de nicotina. Estudios recientes muestran que la nicotina que consume un fumador promedio, tanto de cigarrillos comunes como de cigarrillos light, aumentó en un 10% en los últimos seis años haciendo que sea más difícil dejar de fumar y más fácil hacerse adicto. FUENTE: Secretaria de Salud de Argentina

 


Foto/ Cortesía

Etiquetas: , , , , , ,

Regmy Castañeda

Periodista - Fotógrafo Vivir los buenos momentos y creer en un mejor futuro

NOTICIAS RELACIONADAS