ComunidadFalcón

Cáritas San Antonio llevó su olla solidaria a La Guinea

La ayuda a los demás es uno de los aspectos importantes del grupo de apostalado de Cáritas en la parroquia San Antonio de la iglesia Santo Niño Jesús.


 

Cada quince días el voluntariado de Caritas San Antonio en Coro, lleva a los má vulnerables la olla solidaria persiguiendo poder ayudar a bajar los índices de desnutrición y situación de vulnerabilidad de niños y adultos mayores de la parroquia San Antonio de la iglesia Santo Niño Jesús.

La ayuda a los demás, es un aspecto importante para el grupo de apostolado de Cáritas, del cual es coordinador parroquial, Wilfredo Yajaure. “La acción es urgente en un estado donde abundan los enfermos, y los desnutridos”, dijo.

No obstante, para este grupo la olla solidaria -programa impulsado por la organización a nivel nacional-, es la manera en poder contrarrestar el impacto de las familias de la escasez de alimentos, de allí que desde el mes de enero hayan realizado un censo en toda su jurisdicción el cual arrojó un número importante de personas que padecen enfermedades, bajo peso y sobre todo soledad.

Lea también: A 90% de los venezolanos se les dificulta pagar su alimentación

Yajaure señaló que la acción social favorece cada quince días a cerca de 200 personas de la comunidad, que en esta oportunidad tocó en La Guinea. Esta iniciativa es respaldada por cada miembro de la organización quienes aportan sea alimentos o dinero para la elaboración de la sopa que le aporte proteínas al cuerpo de los comensales.

El programa “Ollas Solidarias”, consiste en ayudar a las personas de escasos recursos económicos a tener al menos una comida a la semana. La frecuencia de esto siempre dependerá de la zona y la ayuda que se obtenga de las comunidades y de las instituciones privadas.

El objetivo primordial es apoyar en la organización de las comunidades para que a través de sus propias capacidades puedan brindar a los más necesitados alimentos básicos. Estas acciones se realizan en las parroquias más pobres y las comunidades previamente contactadas colaboran con lo que pueden para poder hacer al menos una comida, con frecuencia una sopa que se comparte, además, sensibilizar sobre la necesidad de trabajar unidos haciendo frente a estos problemas sociales.

 


Foto: Regmy Castañeda
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar