Internacionales

Londres | Agreden a azafata y a su novia en un autobús

Melania, azafata de Ryanair de 28 años, denuncia un ataque homófobo y misógino por parte de cuatro individuos.


En una sociedad, la Occidental, donde los derechos y libertades de los ciudadanos deben primar, resulta muy lamentable que continúen saliendo a la palestra mediática casos de ataques por la condición sexual o religiosa.

Así les ha ocurrido recientemente a una pareja de chicas residentes en Londres que fueron agredidas salvajemente en un autobús nocturno por un grupo de desconocidos.

Los hechos sucedieron el miércoles 29 de mayo.

Melania, azafata de Ryanair de 28 años, había tenido una cita con su novia, Chris. Tras pasar un divertido rato juntas, emprendieron la vuelta camino de Camden Town, donde residía la pareja de la azafata. Se subieron a uno de los autobuses nocturnos y ese fue el comienzo de su particular pesadilla.

Hay momentos que no recuerdo.

Empieza diciendo Melania, que no sabe si fue «el shock» o que quedó inconsciente.

Lea también: Argentina prohibió la entrada a 426 funcionarios del gobierno venezolano

En ese momento debimos besarnos o abrazarnos, ya que los hombres que allí había o subieron después de nosotras o nos siguieron y se ubicaron cual tribuna pidiendo que nos besáramos para su deleite, diciéndonos lesbianas, aludiendo a poses sexuales y demás cosas que no recuerdo, haciendo gestos con sus manos mientras se divertían diciéndonos tijeras.

Cuenta en su denuncia que ha hecho pública en Facebook.

Los individuos, sigue el escrito, comenzaron a tratarlas como si fueran «un espectáculo».

Eran al menos 4 hombres. En el piso de arriba eran sólo ellos y nosotras. Yo en un intento de alivianar la atmósfera empecé a hacer «chistes». Realmente pensé que podía mediar la situación, que pasaría como uno de los desagradables momentos que usualmente debemos soportar como mujeres y como homosexuales, y que se calmarían.

Relata Melania.

Chris se hizo la enferma para que nos dejaran de hablar. Pero ellos siguieron acosándonos. Nos tiraban monedas, cada vez más entusiasmados. Lo siguiente que sé es que en la mitad del bus está Chris peleando con 3 de ellos e inmediatamente me dirigí hacia allí.

La tremenda paliza recibida por la joven pareja les ha dejado física y mentalmente muy tocadas. «Aún no sé si tengo la nariz quebrada y no he podido volver al trabajo», dice resignada.

Pero lo que más me indiga es que la violencia sea usual y que sea necesario que cuatro individuos revienten a golpes a dos mujeres para que esta imagen tenga una clase de impacto,

Denuncia Melania.

Finaliza.


Foto/Cortesía
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar