Lo último

FALCÓN

Con fogones de leña tratan de solventar la carencia de gas en Punto Fijo

junio 13, 2019

Blanca Sánchez

Esta práctica pone en riesgo la salud y la vida de los vecinos de diferentes sectores del municipio Carirubana.


Una nueva necesidad se pone de manifiesto en los hogares del municipio Carirubana, donde el retroceso hace mella en la calidad de vida de quienes residen en una zona que hace pocos años se vislumbraba con una evidente prosperidad económica.

Hoy, el escenario local es de hombres y mujeres cargando trozos de leña de lado y lado y cocinando en fogones, tal cual los tiempos de antaño.

La construcción de fogones improvisados en las viviendas del municipio Carirubana, responde a la escasez  en el servicio de llenado de bombonas, toda vez que se presenta una disminución en la distribución de cilindros de gas, sobre todo en los estanteros de cada sector que tienen el compromiso de responder a los usuarios de este servicio, pero que actualmente no les llegan las bombonas para ser entregadas a la comunidad.

Además la merma de producción de GLP en la petrolera de Paraguaná, ocasiona que uno de los mayores distribuidores de este servicio deba viajar a la planta Jose en Anzoátegui para obtener el producto. Este servicio sufrió un incremento considerable en su costo.

 Riesgo eminente

En las zonas residenciales es poco recomendable el encendido permanente de leña, ya que causa afecciones respiratorias, sobre todo en sectores donde las viviendas están cercanas una de otra.

Sin embargo, los habitantes de grandes comunidades como Las Piedras, en la parroquia Norte de Punto Fijo, se arriesgan a estas enfermedades por no tener otras alternativas para poder cocinar los alimentos.

Más de 20 familias atraviesan una tortuosa rutina diaria, que va desde cortar los trozos de árboles, cargarlos hasta las casas, convertirlos en leña y encender las cocinas rudimentarias.

Muchos utilizan combustible para generar el fuego, lo que representa un peligro latente para quienes ejecutan la tarea.

Raúl Navas, es pescador y desde hace tres meses está cocinando con leña, debido a que la estantera de su sector no tiene las anheladas bombonas llenas de gas doméstico.

“Todos los integrantes de mi familia sufrimos de asma y se pueden imaginar cómo nos afecta el humo que tenemos que respirar al momento de preparar la comida. No se justifica que cada vez se haga más difícil llevar una vida normal en Punto Fijo. No contamos con los servicios esenciales como es el agua y la luz y ahora también nos quitan el gas”, señaló el vecino.

Norys Cambero, pasa por igual situación pero a su edad se hace más peligroso la manipulación de alimentos encima de las llamas, que de cuando en cuando, abrazan sus manos.

“El mayor riesgo es con los niños, porque a veces no los puedes controlar y en un descuido ya están encima de la candela. Esta es una vida que nadie debería tener”.

Wilmara Cambero, tiene un hijo que sufre de retinoblastoma bilateral y es paciente oncológico, por lo que la exposición al humo de la leña, podría ser fatal.

Lea también: Vender leña es un negocio ante carencia de gas doméstico

“Es una zozobra constante porque debemos encender la leña para poder cocinar, pues no nos llega el gas en bombonas y tampoco podemos salir a buscarla a unos precios que están fuera de nuestro alcance”.

Niño quemado

Un pequeño de doce años, identificado como Daniel Hernández, resultó con quemaduras de segundo y tercer grado en la espalda, cuello y oreja derecha, cuando intentaba encender los trozos de leña dispuestos en el patio de su casa.

El muchacho lanzó un envase de gasolina hacia los maderos y cuando encendió el fósforo, el fuego lo alcanzó. Afortunadamente los gritos del pequeño alertaron a su progenitora, Odalis Hernández quien logró auxiliarlo para luego trasladarlo hasta la emergencia del hospital Dr. Rafael Calles Sierra, donde atendieron sus quemaduras.

La madre del jovencito expresó que existen mucho riesgo por la falta de seguridad a la hora de manipular los fogones.

“Este tipo de accidente no deberían de presentarse si se nos garantizará el llenado de nuestras bombonas, ahora tenemos un peligro latente dentro de nuestras casas”.

La comunidad de Las Piedras espera que con prontitud se reinicie la dotación de bombonas a los estanteros y a su vez solicitaron la presencia de Gas Comunal y la ejecución de jornadas que de alguna manera aminoren la necesidad que hoy los asfixia.


Foto / Yohan Gómez

Etiquetas: , , , ,