Nacionales

Iglesia Católica advirtió a VP sobre corrupción con la ayuda humanitaria

Prelados confirmaron que algunos de los dirigentes naranja expresaron su malestar de que se sugiriera la participación de la Iglesia para el control de la ayuda.


Desde la Iglesia Católica se les advirtió a dirigentes políticos del partido Voluntad Popular (VP) sobre posible corrupción con la ayuda humanitaria, recibida desde distintos países y almacenada en Colombia para su posterior ingreso a Venezuela. Sin embargo, hicieron caso omiso.

Prelados confirmaron además, que algunos de los dirigentes naranja vinculados al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, expresaron su malestar de que se sugiriera la participación de la Iglesia para el control de la ayuda, pese al argumento de su condición humanitaria.

Lea también: Gira de Guaidó continúa por Mérida

En las últimas horas, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA)Luis Almagro, solicitó una investigación «esclarecedora de graves cargos» para «determinar responsabilidades y exigir rendición de cuentas» sobre la corrupción en este caso.

El entramado incluye un interminable número de integrantes de la tolda fundada por Leopoldo López, según detalla, entre otros, un documentado trabajo de investigación de PanamPost.

En los reportajes figuran los diputados José Manuel Olivares y Gaby Arellano, quienes en principio conducían la parte operativa relacionada con el ingreso de ayuda a Cúcuta (Colombia). 

Pero «ambos fueron inesperadamente apartados de una responsabilidad clave» el 24 de febrero de 2019, un día después de que decenas de militares cruzaran la frontera hacia Colombia.

Designan a Rossana Barrera y Kevin Rojas

Posteriormente, Guaidó firma una carta enviada al canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, en la que autoriza a Rossana Barrera y a Kevin Rojas, ambos militantes de Voluntad Popular, para atender «la situación de los ciudadanos venezolanos, civiles y militares, que ingresan a territorio colombiano».

Según reseña El Tiempo de Bogotá (Colombia), Barrera y Rojas fueron designados «para supervisar» la estadía de los militares en Cúcuta. Mientras que Sebastiana Barráez reportó para Infobae que eran los «responsables de los aspectos de comando, logística y seguridad» de los uniformados.

«Rossana Barrera es cuñada del diputado Sergio Vergara, mano derecha de Juan Guaidó», todos de VP, luego de que Roberto Marrero fuera privado de libertad, señala PanamPost.

Barrera y Rojas asumieron completamente la operatividad en Cúcuta y se encargaron del manejo de fondos para el pago de la estadía de los militares. Las alarmas se encendieron cuando, según la Inteligencia de Colombia, «ambos empezaron a llevar una vida que no se correspondía con quienes eran».

Presentaron «facturas que demuestran excesos y, varias, extrañísimas, de diferentes talonarios, firmadas el mismo día y con estilos de escritura idénticos».

«Casi todas sin sello. Gastos de más de 3.000.000 de pesos en hoteles colombianos y en discotecas, por noche. Unos mil dólares en bebida y comidas. Gastos de ropa en carísimas tiendas de Bogotá y en Cúcuta». 

Además, detalla la investigación de PanamPost, «reportes de alquiler de vehículos y pagos en hoteles a sobreprecio. Mucha plata». Barrera, la cuñada de Vergara, empezó a desarrollar un «entramado para malversar fondos relacionados con la ayuda humanitaria y la manutención de los militares», denuncia el diario.

Al menos «dos miembros diplomáticos de Israel y Estados Unidos» confirmaron que «Barrera envió invitación a las embajadas en Bogotá a nombre de la representación venezolana encabezada por Calderón Berti», «utilizando un correo electrónico falso».

El evento sería en el muy lujoso restaurante Pajares Salinas ubicado en la exclusiva urbanización de Chicó Norte en Bogotá. Pero se terminó cancelando porque los miembros de la embajada advirtieron a las otras representaciones diplomáticas que ellos no estaban auspiciando ese evento.

Sobre los hechos de corrupción, el diplomático se expresó a través de su cuenta en Twitter confirmando que se adelanta «una auditoría» sobre lo que calificó como un «lamentable y bochornoso caso».


Foto/ Cortesía
Etiquetas
Mostrar más

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar