Sucesos

DESAPARECIDOS I Conozca la historia de la familia Sánchez Ollarvez

La familia Sánchez Ollarvez decidió irse junta para la isla de Curazao, para poder tener una mejor calidad de vida y ayudar a sus cercanos


La conmoción por la desaparición de las 32 personas que iba a bordo de una embarcación, que presuntamente partió desde San José de la Costa, municipio Píritu, con destino a Curazao el pasado viernes 7 de junio engloba motivos en común, y también únicos por lo cual cada persona decidió emprender esa travesía para llegar a la isla caribeña.

La familia Sánchez Ollarvez, conformada por tres miembros, acordó vender todo lo que tenía, para reunir el dinero necesario para poder viajar a la isla de Curazao y mejorar su condición de vida, y ayudar a sus familiares quienes también padecen los efectos de la crisis venezolana.

 

Lea tambien: Familiares confirman hallazgo del primer cuerpo de balseros desaparecidos

 

El televisor, una moto y otros artefactos del hogar fueron vendidos para completar los 400 dólares que se requería por cada uno para partir a la isla caribeña, en la embarcación ilegal.

 

Neyla Ollarvez salió el pasado viernes 7 de junio, en compañía de su esposo y su hijo en la embarcación con destino a Curazao para buscar una mejor condición de vida

 

Los pobladores de La Vela de Coro, los conocían como personas trabajadoras; su madre y otros miembros de su familia se dedicaban a vender comida: empanadas, arepas y otros alimentos eran preparados por la la familia Sánchez para sobrevivir.

 

“Nosotros nos dedicamos a preparar comida, y ellos, mi hermano y su esposa hacían eso, pero la situación economía los obligó a tomar esa decisión y querer irse todos para ayudar a mi mamá, y a otros que estamos pasando necesidades”  relató su hermana Milagros Sánchez.

 

Son trabajadores

Los Sánchez Ollarvez, como familia unida, quisieron partir todos juntos para comenzar a trabajar en la isla caribeña y ayudar a sus allegados.

 

“Mi hermano ayudaba a su mamá, le llevaba su comidita, días atrás no tenía dinero, y me dijo mana, allí hay 13 mil bolos, agárralos para que te compres unos panes, allí me dijo que se iba porque no aguantaba la situación» comentó su hermana.

 

Los familiares de los Sánchez Ollarvez comentaron que José Luis Sánchez, Neyla Ollarvez y su  hijo José Félix, eran personas trabajadoras, que solo soñaba con tener una mejor calidad de vida; estos eran “guerreros” quienes a pesar de las circunstancias, de forma honesta trataban se rebuscaban para poder alimentarse y ayudar a su mamá y algunos hermanos.

 

José Félix Sánchez tomó la decisión de salir del país para ayudar a su familia

 

Le dije a mi hermano ¡no te vayas!, si te vas, Dios te acompañe y lleva mucha agua porque uno nunca sabe, pero que cuando se fueran no me avisan porque me iban a matar de un susto” narró con dolor Milagros Sánchez.

 

 


Fotos/ Cortesía
Etiquetas
Mostrar más

Regmy Castañeda

Periodista - Fotógrafo Creo en un futuro mejor

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar