Falcón

Estudiantes dejan salones adecuados y áreas verdes rehabilitadas

Los estudiantes hacen su proyecto por sección y hacen los trabajos bajo supervisión de sus docentes.


Para cumplir el artículo que rige el cumplimiento de alguna actividad como trabajo comunitario dentro de sus instituciones educativas, los estudiantes de quinto año han dedicado su proyecto en la reparación de mesas, sillas, ejecución de carteleras, así como de puertas, mientras que otros se han dedicado a la rehabilitación de las áreas verdes.

El cumplimiento del artículo es indispensable para los estudiantes de Ciencias que van a egresar de sus institutos educativos como Bachilleres en Ciencias y es con la intención de que les regalen algo a la institución, hecho con sus propias manos para el beneficio de quienes quedan en las aulas.

Milagros Naveda, coordinadora de control de estudios en la Unidad Educativa Parroquial Punta Cardón, explicó que en la institución hay una población de 73 estudiantes que se van a graduar y que cumplieron con el artículo 27.

Hicieron una recuperación de las áreas verdes de la escuela en aras de embellecer la entrada y otras zonas de la escuela, principalmente donde están los niños. Además de limpiar plantaron nuevas plantas autóctonas de la zona para que sean de fácil cuidado.

Lea también: Alcaldía ejecuta operativo de alumbrado en Punto Fijo

También recogieron los escombros de las plantas que estaban secas en estas zonas y usaron material de provecho. “Yo creo que lo hicieron perfecto, además están aprovechando el tiempo que les queda en la institución para enseñar a los demás a cuidar estos espacios”, expresó.

Por su parte Dulce Pernalete, directora del Liceo Nacional Alejandro Petión de Punta Cardón, tienen siete secciones de quinto año para un total de 188 estudiantes que saldrán como Bachilleres en Ciencias, hasta ahora han estado preparándose para dejar sus salones en buenas condiciones para que quienes quedan en la institución puedan tener estos espacios recuperados.

“Las mesas y sillas estaban en mal estado y los jóvenes se han dedicado a repararlos, les colocan las tablitas, los tornillos, limpian su salón y colocan carteleras alusivas a las actividades del mes. Esto es una manera de hacerles responsabilidad a los que llegan a quinto año”.

Aseguró que se trata de una cultura que se debe implantar en quienes quedan estudiando para que se siga promoviendo el cuido y resguardo de las instalaciones, las cuales son fundamentales para su desarrollo. “Ellos lograron desde primero a cuarto año, ser el ejemplo de sus compañeros”.

Esta institución ha sido una de las más golpeadas por peleas y disputas entre los estudiantes, por ello a través de deporte  y de los grupos estables se han hecho diferentes actividades para que se conozcan entre sí y en vez de discutir hagan competencia sana entre los salones.

“Se hacen juegos, actividades recreativas y deportivas entre secciones y eso nos ha dado muy buenos resultados. Enlazan mucho más esos lazos de amistad y eso ha disminuido la problemática”, expresó.


Fotos: Edgar José Gómez 

Etiquetas
Mostrar más

Irene Revilla

Amo el chocolate

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar