Lo último

INTERNACIONALES

Cierran miles de escuelas en Francia por atípica onda de calor

junio 28, 2019

Josmary Escalona

Redactado por: Xinhua

Hoy por la tarde, la temperatura más alta jamás registrada de 45,9 grados Celsius ocurrió en la ciudad sureña de Gallargues-le-Montueux.


Cerca de 4.000 escuelas primarias decidieron cerrar sus puertas debido a una onda de calor excepcionalmente intensa para fines de junio que afecta a la mayor parte de las regiones del país, dijo hoy el primer ministro francés Edouard Philippe.

“Pedimos a los directores de las escuelas que cerraran las escuelas cuando consideraran que era la decisión correcta. En este momento, 4.000 escuelas han cerrado sus puertas”, dijo Philippe.

“Dada la intensidad de este episodio de calor, toda la población debe prestar atención, respetar el sentido común y las recomendaciones de cautela, estar atentos a sí mismos, a sus familiares y a sus vecinos”, dijo el primer ministro después de presidir una reunión sobre este clima caluroso sin precedentes.

“Hace algunos días, algunas personas pensaron que estábamos haciendo demasiado. Pero la intensidad de este fenómeno que vemos desde ayer demuestra que no hubo ninguna reacción excesiva, sino todo lo contrario”, agregó.

Un sistema de alta presión con aire caliente procedente del Sahara está haciendo que la temperatura suba a niveles inusuales en Francia, en donde esta semana se esperan hasta 40 grados Celsius en París y la mayoría de las ciudades francesas.

Hoy por la tarde, la temperatura más alta jamás registrada de 45,9 grados Celsius ocurrió en la ciudad sureña de Gallargues-le-Montueux. El récord anterior se registró en junio con 41,5 grados en Narbona, en el sur de Francia, en 2003.

Lea también: Juez decreta nuevo bloqueo de los bienes de Lula

El servicio meteorológico francés mantuvo hoy la alerta roja para los departamentos meridionales de Herault, Gard, Vaucluse y Bocas del Ródano hasta la tarde del sábado. Esta es la primera ocasión en que esta parte de las regiones francesas es puesta en alerta roja desde que comenzó el sistema de advertencia en 2004.

En 2003, cerca de 15.000 personas murieron por causas atribuibles al calor en Francia.

“Habrá menos muertes que en el 2003 porque en ese momento no sabíamos lo que era una ola de calor, no estábamos listos”, dijo la ministra de Salud, Agnes Buzyn.

 “Estamos mucho mejor preparados en comparación con el 2003. Hoy todos saben lo que tienen que hacer y todos los hospitales tienen su plan”, agregó.

Por la oleada de calor, las autoridades activaron un plan de acción de tres niveles que ofrece “habitaciones frías” en edificios municipales, piscinas abiertas para nadar por las noches y acceso a jardines al anochecer para ayudar a la gente a refrescarse.


Foto/ Cortesía

Etiquetas: , , ,

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.