Deportes

Ritmo acelerado | Altuve proyecta los 3.000 hits

Aun cuando ningún venezolano está en la hermandad de los 3.000 imparables, por ahora, el que más se acerca es Miguel Cabrera, pero el pequeño gigante lleva un ritmo impresionante que superar al del resto de los criollos.


En casi 150 años de las Grandes Ligas solo 32 hombres han acumulado el suficiente talento y consistencia para dar 3.000 hits. La puerta de la cofradía la custodia el alma de Roberto Clemente, obrador de exactamente tres millares de incogibles, y el altar, lo más alto del club, es dominio de los 4.256 imparables de Pete Rose.

Miguel Cabrera parece destinado a ser parte de ella. Ha sido un pelotero prematuro, súper estrella y constante. Al comenzar esta semana lo alejan de los 3.000 exactamente 233 hits. Su arribo al grupo de semidioses dependerá de la salud. Ya cuenta con 36 años de edad.

Pero él, quien con cuatro títulos de bateo, 470 jonrones, .315 de average vitalicio y .937 de OPS, es considerado el mejor bateador en la historia del país suramericano, no tuvo un ritmo tan endemoniado como el de José Altuve, quien el fin de semana llegó a la mitad del camino: 1.500 inatrapables.

El segunda base de los Astros de Houston solo necesitó 1.190 juegos para arribar a la marca. Requirió la menor cantidad de encuentros entre los venezolanos. Por ejemplo, Miggy llegó a los 1.500 en 1.283 careos, lo que da 1.16 hits por cotejo en promedio. Altuve ostenta 1.26 hits por compromiso, notablemente superior.

Lea también: Buena labor | Robert Colina maniató a los Astros de Houston

Delante de Altuve también palidece el ritmo de Magglio Ordóñez que fue casi tan bueno como el de Cabrera. El ex jardinero consiguió los 1.500 hits en 1.286 juegos (promedio de 1.16 H).

Después de ese podio, el cuarto venezolano con mejor ritmo para arribar a los 1.500 se retiró el año pasado: Víctor Martínez, quien tuvo que disputar 1.326 (1.13 H).

Además de Miggy, Magglio y V-Mart, el club venezolano de los 2.000 hits tiene cinco integrantes más. Todos son arropados por el huracán hiteador que representa Altuve.

David Concepción (con 2.326 hits de por vida) coleccionó los 1.500 en 1.562 juegos (0.96 H), Andrés Galarraga (con 2.333 hits de por vida) necesitó 1.421 partidos para los 1.500 (1.05 H). Bob Abreu (2.470) tuvo que jugar en 1.400 compromisos (1.07 H), Luis Aparicio (2.677) en 1.486 (1.00 H) y Omar Vizquel (2.877) en 1.531 (0.97 H).

Con 29 años de edad y nueve campañas en las Grandes Ligas, Altuve debe pegar casi 1.500 hits más para entrar en una de las listas más élites del beisbol… ¿Lo logrará?


Foto/Cortesía
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar