Lo último

FALCÓN

Joven paraguanera se impulsa endulzando paladares

agosto 7, 2019

Blanca Sánchez

Nuevas formas y sabores forman parte de la reinvención e innovación de Borata.


Aprendió hacer dulce de leche de cabra de la forma más tradicional. De la mano de su abuela y de su madrina, Milangela Atacho comenzó a remover los calderos atiborrados de la melcocha, que al calor de la brasas en el fogón de leña en la casa de Caseto, más tarde se convertirían en el exquisito dulce de leche que alegraba el paladar de la familia.

Las mujeres de la familia Atacho se caracterizaron por ser especialistas en la preparación de esa dulcería criolla. Pero fueron pocas las que siguieron los pasos de la abuela, pues las más jóvenes se dedicaron a formarse profesionalmente.

Lea también: Llegarán a Paraguaná cien turistas de la Habana

Y aunque Milangela se encaminó a la universidad donde obtuvo varios títulos, siempre mantuvo en su mente y en su corazón esa enseñanza que rememora el sabor de la tradición.

Cuando la crisis apretó fuerte y la obligó a desvelarse pensando en cómo defenderse y ayudar a sus padres y hermanos, Milangela Atacho se convenció que llevar la leche de cabra a las hornillas modernas sería la forma de emprendimiento que necesitaba para emprender en su propio negocio.

Las mejores ideas surgen en la adversidad

Así comienza a contar su experiencia esta paraguanera de 35 años, a quien le apasiona la preparación del dulce de leche de cabra que ya cuenta con una larga lista de seguidores.

Mis conocimientos vienen principalmente de mi abuela y de mi madrina. Cuando supe que me apasionaba el arte de la dulcería criolla, hice un curso en La Guindilla y posteriormente me postulé para una especialización en la escuela del chef venezolano Zumito Esteves. De muchos que concursaron yo salí seleccionada, pero por falta de dinero no pude acudir al oriente del país.

Los sueños de la contadora y administradora, no se esfumaron, por el contrario, comprendió que en su tierra paraguanera tenía las herramientas necesarias para abrirse camino. Y así lo hizo.

FOTO: Yohan Gomez

Tradición reinventada

Milangela conoce la preparación del dulce de leche y su venta al público, porque fue muy cercana a ese negocio que lideraron sus abuelos.

Sin embargo, en la actualidad hay que hacer llamativo el producto, así que en esas noches de desvelo pensó en reinventar la receta tradicional y darle su toque personal.

Así nace “Borata”, la marca del producto que hoy la impulsa hacia el éxito a través de la preferencia de los paladares más exigentes en la península y fuera de ella.

“No puedo revelar mi secreto en la preparación del dulce de leche que se diferencia de otros en el mercado paraguanero. Lo que puedo contarles es que en todo momento trato de reinventar e innovar, y es allí donde está la mayor parte de este crecimiento”.

En Borata puede encontrar dulces de leche de cabra fusionados con otros sabores entre los que se destaca mandarina, limón y malagueta. Además en atractivas figuras para niños y adultos.

Milangela Atacho aseguró que el camino no ha sido fácil de andar, pero cuenta con el respaldo de toda su familia, padres, esposo y hermanos, quienes siempre aportan al negocio que los ayuda económicamente.

Hace tres meses, su hermana Mirtha inició una campaña de promoción de Borata en las redes sociales, a fin de captar más clientela.

Para Mirtha, quien también es profesional universitaria, la unidad familiar debe estar en cualquier ámbito. “La situación del país nos lleva a buscar formar de permanecer activos y productivos, y si eso no se puede en el área en la que te preparaste a nivel universitario, entonces se deben buscar otras formas.

Es por eso que hoy me encuentro ayudando a mi hermana para fortalecer los lazos familiares y colaborar directamente con este emprendimiento”.

FOTO: Yohan Gomez

Irse no es la opción

Ambas jóvenes aseguraron que la palabra emigrar no se encuentra en la lista de opciones. Prefieren seguir luchando para ver crecer este negocio, aunque se presenten muchos tropiezos, bien sea por la falta de materia prima, por falta de gas o agua.

“Ya aquí tenemos mucho camino recorrido, irnos del país significaría arrancar de cero y esa no es una alternativa viable”, señalaron las hermanas Atacho.

Con la utilización de las redes y de contactos en otros países como Perú y Chile, Borata se está dando a conocer a nivel internacional.

Es un objetivo a mediano y largo plazo, tenemos que buscar la forma de poder hacer los envíos para que otros venezolanos se encarguen de comercializar nuestro producto a nivel internacional. Es una meta establecida y sabemos que con mucha fe, trabajo y constancia lo podemos lograr y así exportaremos el verdadero sabor paraguanero.

Puntualizó la emprendedora.


Fotos Yohan Gómez

Etiquetas: , , , , ,