Tendencias y curiosidades

¡Fácil y delicioso! Flan de guanábana sin horno (+receta)

Los españoles fueron los encargados de traer la receta del flan a las tierras americanas, pero ellos jamás imaginarían que dentro de todo esto sobraría la creatividad puesto que el flan ha sido combinado con muchísimos ingredientes más, como este flan de guanábana que te enseñaremos a hacer.


Las nuevas versiones están llenas de exquisitas frutas. Algunas de ellas son de coco, guayaba, y hasta de cambur. Lo mejor de este flan es que no requiere de horno así que no hay excusa alguna para consentir a los más pequeños de la casa.

Lea también:¡Un postre para el fin de semana! Sorbete de sandía (+receta)

Ingredientes:

1 lata de Lata de leche condensada
1 lata de Lata de leche evaporada
6 Huevos
2 tazas de Azúcar (400 gramos)
3 tazas de Pulpa de guanábana.

Modo de preparación

1.- triturar la fruta o comprar la pulpa envasada en el supermercado. Si usas licuadora o algún procesador de alimentos para conseguir la pulpa, debes colar para eliminar la parte fibrosa de la fruta. Recuerda, si no lo haces afectará a la textura final del flan. Además, para facilitarte el trabajo a la hora de mezclar todos los ingredientes, debes batir un poco los huevos previamente y reservar. Si los huevos están en la nevera, debes sacarlos 30 minutos antes y ponerlos a temperatura ambiente.

2.- Mezcla todos los ingredientes muy bien hasta lograr una consistencia pareja. Es muy importante la homogeneidad para que el flan de guanábana sin horno quede suave y liso.

3.- Deposita las 2 tazas de azúcar en el fondo de la flanera y colócala al fuego. Luego, moja el azúcar con agua sin sobrepasarla, solo humedécela un poco, dejando los bordes secos. Vigila el caramelo, puesto que cuando burbujee poco a poco se tornará rubio. En ese momento puedes mover un poco la flanera para evitar que el caramelo se pegue.

4.- Utiliza una olla grande para colocar la flanera dentro. Verte agua hasta cubrir las 3/4 partes de la flanera. Después, cubre la superficie con una tapa o con papel de aluminio, asegurándote de que esté bien cerrado, ya que si entra agua se dañará el flan. Hecho esto, cocina el flan de guanábana al baño María a fuego lento.

5.- Cada media hora revisa cómo se desarrolla la cocción. Cuando se cumpla la hora, pínchalo con un palillo hasta la mitad, si sale seco está listo y si está húmedo, espera. Después de reposar a temperatura ambiente, lleva la flanera a la nevera.

6.- Pasado el tiempo en el refrigerador, desmolda.

Etiquetas
Mostrar más

Jacqueline Finol

El periodismo es ver pasar la historia con boleto de primera fila

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar