Lo último

Habitantes de la Monseñor Iturriza envidian la Chema Saher

agosto 12, 2019

Gerardo Morón Sánchez

Habitantes de la urbanización Monseñor Iturriza de Coro, entre ellos Xiomara González, fustigaron el estado de deterioro de las calles del urbanismo y desmejoramiento de los servicios públicos, asegurando que la jornada “Coro te amo” aun no llega a este sector, lo que interpretan como un desprecio.


El deterioro de las calles de la urbanización Monseñor Iturriza demuestra que esta es la parte odiada de Coro. Mientras la avenida Chema Saher la embellecieron y le pusieron Te Amo Coro, aquí parece que no nos aman. Es injusto que quieran a Coro por pedacitos.

Expresó indignada Xiomara González.

El 26 de julio se cumplieron 31 años de ser poblada para entonces por 100 familias, llevando el nombre del obispo, que a criterio del periodista e historiador Juan Toro Martínez.

Era un varón de la corianidad; que todo lo coriano lo afectaba, le dolía, le alegraba…

A juicio de Xiomara y otros habitantes, “los gobernante de ahora no le llegan ni por las patas al monseñor”.

La avenida principal es para los habitantes una muestra de la desidia gubernamental.

Agujereada, con cráteres recubiertos con escombros o cubiertos con matas y ramas secas, la avenida cada vez es más intransitable, especialmente el tramo que está a partir de los comercios y la panadería.

La mayoría de transportistas se rehúsa a ir al urbanismo por la vialidad. Foto/José Gallo

Puros apuntes y nada de obras

Xiomara González recuerda que a principios de año un reconocido urbanista estuvo tomando apunte de las averías y fallas, lo que ilusionó a los residentes sobre la posible reparación, que parece haberse quedado engavetada.

El año pasado, en el tramo más hacia el sur, hubo problemas debido al colapso de las tuberías de aguas negras y blancas, los cuales fueron solucionados más, dejaron sin asfaltar cerca de dos cuadras.

El deterioro vial es tal, que los transportistas temen ingresar para no dañar sus carros, por lo que los habitantes se sienten más solos y a la vez más expuestos al hampa que, se vale de la soledad y el deficiente alumbrado público, para pos las noches, soltarse el moño.

Además de la vialidad, los habitantes se quedan de la carencia de jornadas de ventas de comida, de la distribución a destiempo de las cajas CLAP y la viveza de algunas líderes de calle que son las únicas que se benefician de las jornadas de venta de gas, mientras los demás residentes tienen que cocinar en fogón.

Foto/José Gallo

Etiquetas: , , , , ,

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".