Falcón

Las Piedras se hunde en miseria y desidia

Las Piedras es cuna de hombres y mujeres que dieron mucho por Punto Fijo.


Desde la entrada de Las Piedras se percibe el deterioro de un sector que en los años 50 y 60, se vislumbraba como el centro económico de Punto Fijo.

Hoy solo quedan las ruinas de aquellos locales donde funcionaron la primera sala de cine, la primera lavandería, la embotelladora de refrescos y otras tantas edificaciones que hicieron de Las Piedras un lugar próspero para vivir.

Actualmente esta comunidad de pescadores, ve transcurrir los días entre las constantes fallas de los servicios públicos. Agua potable, electricidad, gas doméstico y aseo urbano, poco a poco han dejado de funcionar, causando molestias y desmejorando la calidad de vida de quienes habitan en la popular bahía.

En el sector, que era visitado asiduamente por el cantor Alí Primera, ya no existe la plaza del pueblo. Esa que fue testigo de los amaneceres al son de Mamá Pancha. De ella solo quedan algunos asientos que flanquean la iglesia Santo Cristo.

Lea también: Pescadores trancaron la bajada de Las Piedras

Tampoco queda mucho de la cancha deportiva. Lo poco que se mantiene es gracias a los jóvenes que hacen “cayapas” para colocar las mallas de seguridad que evitan que se repitan accidentes con los jugadores de básquet.

Mary Amaya, nació en Las Piedras y le ha tocado ver como los gobernantes se han olvidado de una comunidad que fue emblema de crecimiento y desarrollo en el Punto Fijo de antaño.

“Desde hace muchos años que ningún representante de gobierno viene a constatar cómo se vive en este pueblo. Se olvidaron que existimos y que nuestras necesidades también cuentan”, dijo la mujer.

Luisagni Yagua expresó que es triste ser testigo del hundimiento de una comunidad que ha parido gente valiosa para Falcón. “Las Piedras merece un mejor futuro. Quisiéramos que las autoridades le dieran un poco de atención y cariño a esta tierra que ha dado tanto por Punto Fijo”.

Yolibert Lozano lleva poco tiempo habitando en la zona, pero eso no le quita la preocupación por el deterioro de la plaza, de la cancha y de la escuela. “ La plaza está completamente a oscura, tanto así que después de las siete de la noche nadie se atreve a pasar por este lugar, mientras que a pocas cuadras está la escuela que se está cayendo a pedazos”.

Según los vecinos, la EB Josefa Victoriana Riera presenta el peor de los casos de deterioro. No tiene electricidad, ni agua. Sus salones no cuentan con puertas ni ventanas. En cuanto a la cocina ya es inexistente, pues todo se lo han robado.

Jesús y Víctor Rodríguez son pescadores de la bahía y les duele la forma como ha decaído Las Piedras. Ambos argumentan que esta comunidad hace tiempo que dejó de interesarle a los gobernantes de turno. “Seguro que cuando se atraviesen algunas elecciones si se van a percatar que en el mapa de Paraguaná hay un lugar llamado Las Piedras y es allí cuando vendrán a buscar seguidores. Estaremos atentos para responderles como hasta ahora ellos lo han hecho con nosotros”, puntualizaron los hombres de mar.


Foto / Yohan Gómez
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar