Especiales

Veleños elaboran deidades hawaianas y aztecas con moldes de barro

Este vez fusionarán dos cultural totalmente distintas. La azteca donde se muestra la serpiente azteca (Quetzalcóatl o Serpiente Emplumada), una de las deidades prehispánicas más importantes, cuyo culto estuvo presente en las civilizaciones olmeca, tolteca, teotihuacán, maya y mexicana.


Transcurre el mes de septiembre y desde ya hace un mes la familia Amaya en el sector El Carmelo, de La Vela municipio Colina, se va preparando confeccionando sus trajes monumentales para la gran fiesta del 28 de diciembre, donde los locos y locainas salen por las calles veleñas en el tradicional desfile de disfraces, que este año esperan los coloquen en los primeros lugares en la categoría comparsa mixta vistosa.

Este vez fusionarán dos cultural totalmente distintas. La azteca donde se muestra la serpiente azteca (Quetzalcóatl o Serpiente Emplumada), una de las deidades prehispánicas más importantes, cuyo culto estuvo presente en las civilizaciones olmeca, tolteca, Teotihuacán, maya y mexicana.

Esta cultural se conjuga con la hawaiana, sociedad multiétnica que combina las tradiciones polinesias y templos con tradiciones más americanas, donde uno de sus símbolos la estatua Tiki, representa el primer humano.

RECICLAJE: Con engrudo –harina de trigo y agua- papel de reciclaje van formando las máscaras Tiki sobre un molde de barro que pesa más de 60 kilos y que debe ser alzado por cuatro personas.

El Tiki, es una especie de “Adán“. Para los Hawaianos representa a los dioses. Con la confección de este traje Emmanuel Ross, Evelys Pérez, Edgar Ollarves, Juan Ventura y Larry Medina, esperan representar seguridad y protección.

Es así, como reunidos a diario por espacio de dos horas comenzaron –desde principios de agosto-,  a preparar las máscaras con un molde de barro, proceso que les llevó más de cinco horas culminar entre vaciar y secar. Posteriormente y con paciencia fueron rellenando con papel de reciclaje y engrudo – que hicieron con harina de trigo y agua-, el molde de barro con la cara de la deidad Tiki, cuyo proceso les lleva dos horas para después dejarlas al sol por espacio de dos días hasta que esté completamente seca; se desmolda y se pinta con pinturas al frío.

Lea también: Fibrosis quística, se da en uno de cada cinco mil nacimientos

Cuentan con el respaldo técnico del artista plástico veleño, Leonel Vera, quien apuntó que la Fundación Locos y Locainas de La Vela, ha crecido gracias al impulso de su propia gente que crea trajes muy vistosos que son mostrados en cualquier parte del mundo, y que le valió ser invitados al carnaval de Curazao del próximo año.

MODELAR: El barro se moldea y se transforma en una máscara Tiki o en una serpiente azteca que finalmente se transformarán en un traje vistoso.

“La idea es que ellos aprendan el proceso de vaciado del barro para que cuando necesiten realizar otro tipo de máscaras tengan la base técnica, porque modelar en barro es un arte que fascina”, dijo Vera.

Son 10 mascaras las que deben tener culminadas antes que finalice el mes de noviembre. A la par deben moldear, pintar y pulir las serpientes aztecas que en número también de 10 –para cinco trajes-, son más pequeñas y por ello menor trabajo aun cuando el esfuerzo es el mismo y la motivación es el premio que puedan llegar a obtener de lucirse con la confección este año.

La familia Amaya tiene 30 años participando en el desfile del día de Los Santos Inocentes, y desde el año 2000 han sido premiados en varias categorías en especial la de “comparsa mixta vistosa”, donde se exige el uso de material de reciclaje, cero cabillas y los trajes son de pantalón, que este año serán de colores rojo, azul rey, verde esmeralda, morado y anaranjado.

COMPARSA: Emmanuel Ross, Edgar Ollarves, y Evelys Pérez junto a Leonel Vera y la auspiciadora de la familia Amaya, quien tiene 30 años confeccionando trajes.

La experiencia, comentaron los jóvenes que usarán los trajes, es no dejar atrás la tradición “ a pesar de la crisis económica que dificultad la adquisición de telas, material y hasta de algunos adornos”, refirió Edgar Ollarves.

A pesar del “celo” que guardan sobre la elaboración de las piezas que conformarán su comparsa, los chicos manifestaron sentirse entusiasmados ante el aprendizaje que les ha significado el tener ellos mismos que confeccionar sus trajes y que con orgullo mostrarán el 28 de diciembre en la fiesta de los locos en La Vela, municipio Colina.

TRADICIÓN: Los veleños a pesar de la crisis no se rinden y resguardan su tradición de los Locos de la Vela.

Fotos/ Carlos García
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar