Deportes

Para rato | Aníbal Sánchez, a sus 34 años toma un segundo aire

El diestro Sánchez es, hasta hora, la excepción de lanzadores venezolanos que con más de 30 años en el calendario se mantienen enérgicos en el montículo, lanzando con autoridad.


Quién sabe por qué o qué es lo que lo causa, pero los abridores venezolanos nunca han gozado de longevidad. Se desvanecen antes de los 34 años de edad, como si fuesen efímeros, nunca perdurables.

Los 34 años no responden a una edad geriátrica. No son los 20, pero sigue existiendo la fuerza en los cuerpos. Obviamente, cada caso es diferente.

Sin embargo, y según los patrones, para los iniciadores del país suramericano esa edad ha lucido casi inalcanzable. Johan Santana (lesión en el hombro) lanzó su última temporada a las 33 primaveras y ya no tenía el nivel de antes.

A Kelvim Escobar se le vio por última vez en las Mayores con 33 años. Carlos Zambrano dejó de embestir en el máximo nivel a los 31, también Carlos Silva. Félix Hernández lucha con su cuerpo y rendimiento a los 33. Tony Armas, Armando Galarraga, Gustavo Chacín… Ninguno lanzó tanto.

Hay poquísimas excepciones: Wilson Álvarez lo intentó, Freddy García casi lo logró y Aníbal Sánchez lo está consiguiendo.

A diferencia de todos los paisanos y colegas, Sánchez tomó un segundo aire después de los “imposibles 34”, justo después de sopesar su retiro por los malos años en Detroit, de donde fue dejado libre tiempo después de perder el puesto en la rotación.

No hay mejor lanzador venezolano que él en edades maduras, y lo volvió a demostrar este domingo. Por 7.0 innings dejó en blanco a los Bravos de Atlanta. Para él fue la victoria de los Nacionales de Washington 7-0.

Lea también: España rechaza extraditar al exgeneral venezolano Hugo Carvajal

El rato que estuvo en la lomita aceptó tres imparables, uno de ellos un doble de Freddie Freeman. También dio un boleto y ponchó a tres rivales. Su efectividad en la campaña es de 3.86.

Desde el año pasado, ya con 34 años, Sánchez ha tenido 52 aperturas. Es uno de tres pitchers venezolanos que han tenido al menos 10 juegos iniciados después de los 34 calendarios de vida. Y en ese tiempo su promedio de carreras limpias por cada nueve innings es de 3.37, notablemente superior al 4.31 de García (en 334.1 capítulos y 55 cotejos abiertos) y el 4.29 de Álvarez (en 144.2 tramos y 17 inicios).

Sánchez, de 35 años de edad, tiene contrato el próximo año con los Nacionales. El único lanzador venezolano que ha abierto un juego de las Mayores con 36 o más primaveras es el Torpedo García.


Foto/Cortesía
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar