ComunidadFalcón

Comunidades de El Sabino cumplieron tres meses sin agua

Las distintas comunidades que conforman el complejo habitacional El Sabino, cumplieron tres meses sin el servicio de agua por tuberías a pesar de que el suministro se ha cumplido en otras comunidades repetidas veces.


La situación les obliga a caminar desde sus hogares, hasta las tomas clandestinas que están ubicadas en la intercomunal Alí Primera, siendo las más cercanas; sin embargo el trayecto les puede llevar hasta dos horas.

La falta de agua aqueja a los vecinos del sector Universitario y sus comunidades, María Auxiliadora, Las Adjuntas y Las Marías.

Para ello han creado carritos improvisados, carruchas y carretillas para cargar el agua, mientras que quienes no puedan empujar los bidones contra la fuerte brisa que caracteriza a Paraguaná, optan por llevar solo un poco de agua en pequeños envases que pueden cargar en sus manos.

Los que tienen carro, pueden acudir a las tomas con más facilidad, porque comprar agua a través de camiones cisternas no es una opción, los precios van desde 500.000 bolívares por mil litros, dinero que la mayoría no puede pagar.

Elsa Calderón, detalló que tienen más de tres meses sin agua y cada quien busca como resolver su situación.

“Eso por camión es costosísimo y yo por lo menos no puedo comprar eso. Gracias a Dios y a la virgen un señor viene cada cuatro o cinco días y me trae unos perolitos, con eso resuelvo. No puedo andar caminando ni cargando agua, tengo problemas en la columna”.

Por su parte María Irausquín es madre de cuatro niños y contó que la situación en su casa empeora cada día, por la falta de agua.

Lea también: Ambientalistas de Falcón celebran Día Interamericano del Agua

“A mí me ayudan a cargar agua mis hijos, venimos cada vez que podemos, pero son como dos horas caminando desde la casa hasta aquí. Pero que más voy a hacer sí no puedo pagar un camión, de broma lo que uno consigue todos los días es para medio comer”.

Aseguró que ha pasado varios sustos cuando camina a su hogar, ya que la avenida está muy oscura y esto hace que los carros puedan ver con facilidad a la gente caminando. “Hace días me lancé a la acera y dejé los potes en la calle, vi el carro encima de mí”, aseguró.

Los habitantes de estas comunidades piden a las autoridades ser equitativos en la entrega del agua, porque saben de sectores como Las Margaritas que tienen agua hasta dos veces a la semana, mientras que ellos tienen tres meses sin el servicio.


Fotos/ Yohan Gómez
Etiquetas
Mostrar más

Irene Revilla

Amo el chocolate

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar