Internacionales

Manifestantes indígenas mantienen caos en capital de Ecuador

Asimismo, los manifestantes bloquearon el Mercado Mayorista, situado en el sur de Quito y el cual es el principal centro de abastos de productos de la zona.


El movimiento indígena ecuatoriano, que encabeza las protestas contra las medidas económicas adoptadas por el gobierno, mantiene hoy sábado caotizada la ciudad de Quito con protestas y cierres viales en varios puntos, lo que ha obligado a cerrar negocios.

En el marco de las protestas, que hoy cumplen 10 días, grupos de indígenas bloquearon vías estratégicas del norte, centro, sur y valles de Quito, con barricadas y quema de neumáticos, reportó el Servicio Integrado de Seguridad ECU 911.

Asimismo, los manifestantes bloquearon el Mercado Mayorista, situado en el sur de Quito y el cual es el principal centro de abastos de productos de la zona.

En tanto, el transporte público y de vehículos particulares es escaso, debido al temor de ser atacados por manifestantes, como ha ocurrido durante los últimos días.

Lea también: Trump destaca como “favorable” acuerdo con China

Por ello, en las calles se observa a los ciudadanos caminar para poder cumplir con sus actividades cotidianas, mientras que los centros comerciales han acortado su jornada de trabajo para prevenir posibles saqueos.

Los indígenas por su parte han recibido hoy el respaldo de algunos sectores ciudadanos y sociales que en varias zonas de la capital se han unido a las protestas y han alentado a la población a salir a las calles.

«Todos debemos salir», «estas medidas nos afectan a todos», gritaban los movilizados, según reportaron los medios locales.

Los indígenas declararon el pasado 3 de octubre un paro nacional indefinido en demanda de que el gobierno derogue el Decreto Ejecutivo 883, el cual eliminó el subsidio a las gasolinas y al diésel, lo que incrementó su precio.

La medida, tildada por los manifestantes como un «paquetazo», es parte de un conjunto de reformas económicas, fiscales y laborales acordadas entre el gobierno ecuatoriano y el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el marco de un acuerdo crediticio por 4.209 millones de dólares.

Ayer viernes, tras nueve días de manifestaciones que incluyeron saqueos, actos vandálicos y bloqueos de vías y carreteras, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, llamó a a los indígenas un diálogo directo para superar la crisis social provocada por las protestas.

Hago un llamado a los dirigentes a dialogar directamente conmigo (…), pongamos en nuestras manos la solución de las diferencias.

Dijo Moreno a través de cadena nacional.

Sentémonos a dialogar sobre el Decreto 883, hablemos de adónde deben dirigirse esos recursos y asegurémonos (de) que vayan a quienes más lo necesitan.

El mandatario afirmó que el diálogo es la única vía; sin embargo, en respuesta, el movimiento indígena rechazó el llamado.

Nos disponemos al diálogo cuando se derogue el Decreto 883.

Condicionó la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), convocante del paro, en un comunicado divulgado durante la noche.

La Conaie recordó que hace dos años y medio ya motivaron el diálogo con el gobierno «sin obtener resultados concretos» sobre demandas del sector.

Apuntó, que el diálogo que promulga el gobierno «carece de credibilidad» y rechazó la represión con la que, aseguran, han actuado la Policía y Fuerzas Armadas durante las jornadas de protestas, que se focalizaron en Quito.

La confederación dijo además que la lucha social integra las demandas de los sindicatos de trabajadores, estudiantes, campesinos y otros sectores sociales, e informó que hasta el momento hay una cifra de 554 heridos, 929 detenidos y cinco muertos.

Las protestas transcurren en medio de un estado de excepción en todo el país y un toque de queda decretados por el gobierno, medidas buscan evitar el caos, precautelar la seguridad ciudadana y proteger las sedes de las instituciones del Estado.


Foto/Cortesía
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar