Generales

Trabajadores eléctricos está en desacuerdo con el aumento

Los autodenominados “eléctricos”, trabajadores activos y jubilados de Corpoelec, volvieron a las calles este martes para exigir salarios dignos, así como el pago de pasivos laborales que la empresa les adeuda.


El empobrecimiento de “los trabajadores activos, jubilados, sobrevivientes y bloqueados” de la Corporación Eléctrica (Corpoelec) es descomunal, tanto, que el nuevo salario integral de 300.000 bolívares anunciados este lunes por el constituyente Francisco Torrealba, lo han calificado como “pírrico” y “una bofetada a la clase trabajadora”.

Con una cesta alimentaria estimada en 3.724.390 bolívares por el Centro de Documentación y Análisis de los Trabajadores (Cendas), equivalentes a 177,13 dólares, los autodenominados “eléctricos” volvieron este martes  por segunda vez en dos semanas a la Fiscalía Superior del Ministerio Público, en la avenida Manaure con avenida Ruiz Pineda de Coro, instancia que como la Inspectoría del Trabajo, la Defensoría del Pueblo y la misma gerencia de Corpoelec, “han sido ciegos, sordos y mudos” ante semejante barbarie económica, según denunciaron.

Los jubilados también hicieron sus reclamos en torno a la crisis económica que los golpea ante salarios o pagos que consideraron «írritos». Foto: Gregorio González

Agotadas todas las instancias

El sindicalista Starling Bracho, voz campante en todas las protestas por demanda salarial protagonizadas por los trabajadores, aseguró que la situación país y en especial lo que tiene que ver con el desmejoramiento salarial, no dejan más alternativa que salir a la calle ante la imposibilidad de vivir con salarios equivalentes a 6 dólares cuando la canasta básica oscila en 400 o más dólares.

Bracho afirma haber interpuesto la queja por los canales regulares y ante las instancias responsables. No obstante, asume que el silencio de la Fiscalía, Defensoría e Inspectoría probablemente obedezca a que son instituciones subordinadas y arrodilladas al  gobierno, indolencia con la cual están en desacuerdo.

«Hemos hecho lo que está en los canales regulares y ante las instancias que deben dar respuesta, pero ninguna ha dado respuestas», expresó Starling Bracho. Foto: Gregorio González

Anticiparon por tanto que, la de este martes es una muestra de las manifestaciones de calle de carácter multitudinario que se vaticinan, no solo en Falcón con 1.200 trabajadores, sino en el país tomando en cuenta que este martes también alzaron sus voces en Yaracuy, Sucre, Lara, Barinas y parte de Caracas.

Terminar el año en la calle si es necesario

De ser necesario los trabajadores se plegarían al paro convocado por otras instancias para el sábado 19 de octubre, aunque Bracho afirma que Corpoelec en si atraviesa por un paro, reflejado por un lado en la indolencia de los gerentes respecto a las necesidades de trabajadores, y por otro, a las condiciones salariales adversas, incluso en cuanto a logística, infraestructura, herramientas e incentivos que satisfagan a los miles de trabajadores.

Bracho dejó claro que estas acciones de calle durante este trimestre, en caso de no recibir respuesta, nada tienen que ver con guarimbas, sino una lucha por mejoras salariales que se traduzcan en mejor calidad de vida, así como condiciones laborales.

“La realidad es que no hay ni escaleras para subir a un poste, las unidades tienen los cauchos lucios, la sede del edificio presenta colapso de aguas negras, y así pretenden imponernos ese salario de esclavitud que no satisface ninguna de nuestras necesidades básica”, detalló Bracho.

Precariedad ha propiciado una diáspora

Edgar Bracho, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas del estado Falcón (Sutedef), afirmó que debida a esta lucha reivindicativa, trabajadores han sido acosados y algunos bloqueados, circunstancia que sumado a la crisis, ha provocado una gran diáspora.

Aseveró que el norte de la lucha es por exigir un salario digno y que la empresa cancele lo que por ley les corresponde como el bono recreacional para los jubilados, el pago del plan vacacional, pago de útiles y textos, aumento de la pensión de sobrevivientes, prestaciones sociales; que haya condiciones mínima de seguridad, desbloqueo de trabajadores que permanecen en esa condición en nómina, así como reenganche de trabajadores despedidos injustificadamente.

Hidrofalcón se sumó a las exigencias

Además de trabajadores de Corpoelec, en la protesta pacífica de este martes estuvieron algunos de la Hidrológica de los Médanos Falconianos (Hidrofalcón), según dio a conocer José Quintero, secretario del Sindicato Bolivariano de Trabajadores.

“Nosotros tampoco estamos exentos de esta crisis y atravesamos por la misma crisis económica y déficit salarial. El nuevo aumento es pírrico y a la mayoría, sobre todo a aquellos que trabajan en La Vela o Las Calderas, el salario se le va en puro pasaje. ¿Cómo alimenta a su familia?”, se preguntó Quintero.

Exigir un salario que le permita vivir con dignidad ha conllevado a que muchos sean objeto de amedrentamientos y acoso laboral, según refiere Quintero, quien instó a la clase trabajadora a mantenerse unidos y solidarizarse entre sí, pues se trata de una lucha en común por salarios acordes a la realidad del país.

Otros trabajadores sugirieron a la gerencia regional de Corpoelec que, cuando se trate de los sugeridos que entregan cada mes, se incluya a todos los trabajadores y no solo a un grupo en particular, entre ellos los gerentes y jefes.

“El hambre es colectiva y si van a darle a uno, que le den a todos”, apuntó uno de los trabajadores de la hidrológica.


Fotos/ Gregorio González
Etiquetas
Mostrar más

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar