Nacionales

Harina del Clap vendida en Italven llegó contaminada con gusanos y coquitos

Vecinos del sector, en el estado Yaracuy, se quejan de numerosos problemas respecto a la distribución de alimentos. Hacen un llamado a las autoridades para que atiendan el problema


Luego de tres meses de espera, habitantes del sector Italven, en el municipio San Felipe del estado Yaracuy, recibieron el combo de comida que compraron a través del Comité Local de Abastecimiento y Producción (Clap) de la comunidad para sorprenderse con lo que encontraron: sus alimentos estaban descompuestos, y tenían presencia de gusanos y coquitos en su interior.

Thelmo Marturet, vecino y miembro de la red popular Italven, informó a El Pitazo que el combo alimenticio, cuyo costo fue 34.500 bolívares, no era apto para el consumo humano. No solo por ser productos considerados de mala calidad, sino también por estar contaminados con animales que pueden causar problemas de salud a quienes los consuman.

«Aunque representantes del comité asignaron algunos milicianos para realizar contraloría social sobre la entrega de combos, motivado a las múltiples denuncias recibidas con anterioridad, estos no se percataron de este problema, que ahora afecta a todos los vecinos», comentó.

«No es justo que nos vendan productos de mala calidad», denunciaron habitantes del sector. Agregaron que conocen casos similares en comunidades aledañas de San Felipe. Como en San Antonio, donde los jefes de calle, designados por el Clap, recomendaban a los vecinos colar la harina para eliminar los coquitos que traían.

Lea también: Ceas-Patria garantizará la distribución del CLAP con más de 20.000 funcionarios

Este caso, agrega otra página a la larga lista de denuncias que, por años, se han venido presentando respecto a la compra, venta y distribución de alimentos subsidiados por el Estado venezolano a través de los Clap, denuncias a las que ha hecho eco.

El llamado de atención es al gobernador de Yaracuy, Julio Cesar León, y al alcalde de San Felipe, Carlos Gamarra, para que respondan a las familias afectadas.

«Autoridades, recuerden que están distribuyendo comida para personas, y no para animales. Se nos debe vender productos óptimos para el sano desarrollo de nuestras familias», exigió un vecino.

Etiquetas
Mostrar más

Jacqueline Finol

El periodismo es ver pasar la historia con boleto de primera fila

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar