Especiales

La actitud positiva es la mitad de mi historia

El 19 de octubre, es el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, como recordatorio del compromiso de toda la sociedad en la lucha contra esta enfermedad.


Se diagnostica antes, los tratamientos han evolucionado, los efectos secundarios son menores y hay más posibilidades de supervivencia.

El cáncer de mama ya no es una sentencia de muerte, pero sigue siendo una dura prueba y nadie mejor para mirar el futuro con esperanza que las mujeres que lo han superado.

Carmen Elena Ventura, tiene 56 años de edad, profesora de educación física, periodista y dirigente deportiva de diferentes disciplinas.

Antes del 2016 cumplía su rutina médica anual, sin presentar ninguna alteración de salud.

Sin embargo, en abril 2016 le diagnosticaron cáncer de mama.

“Fue de casualidad. Un sobrino jugando me golpeó el seno derecho y debido a la inflamación decidí ir al internista, quien al hacerme las evaluaciones me dice que padezco un tumor, por lo cual me remitieron a los especialista requeridos, y así comenzar todo el proceso”, relató Ventura.

Al mismo tiempo, dijo que sintió frío cuando se enteró de la noticia, le gustaba tanto su vida que no quería que nada cambiara.

“Acepte el cáncer como una condición, no como una enfermedad; por eso, nunca he dejado de sonreír porque la actitud positiva es la mitad de mi historia. Me planteé que tenía que seguir haciendo mi vida normal y seguir haciendo lo que me gusta que es el deporte”, refirió Carmen Elena.

“Tendré que sobrellevarlo de alguna manera que esto no afecte, me dije. Resuelvo y sigamos. Las ganas de vivir y el amor por mi familia eran más fuertes. Eso me permitió salir adelante y luchar contra la enfermedad más tiempo del que cualquiera se hubiera imaginado. Si hoy me preguntan cuál es el secreto para que una mujer sobreviva tanto tiempo con este tipo de enfermedad; yo diría: Aprendí a vivir con el cáncer”, detalló esta luchadora.

Fotos/Gregorio González
Optimismo: “Si hoy me preguntan cuál es el secreto para que una mujer sobreviva tanto tiempo con este tipo de enfermedad; yo diría: Aprendí a vivir con el cáncer”.

Acentuó que el cáncer de mama le ha hecho relativizar un poco los pequeños problemas y las tonterías a las que le damos más importancia: “Creo que he puesto mi listón más alto, me preocupo por cosas, pero las que realmente tengo que preocuparme. Tonterías, no. Si las cosas no salen como uno quiere, pues no pasa nada”, agregó sonriente Ventura.

Carmen Elena puntualizó que, en todo momento es consciente de lo que ha vivido. El cáncer ha pasado a formar parte de mi vida y no se podía abordar quedándose en casa y quejándose: “Hay que resolver, hay que disfrutar y no perder la alegría”, subrayó.

Lea también: Trapiche Morillo, endulzando generaciones

Señaló que todo ha sido un subidón de autoestima, porque le ha hecho darse cuenta de su fortaleza y tener más seguridad en sí misma: “En unos momentos tan duros como aquellos no me vine abajo, y la verdad es que me ha gustado mi planteamiento y mi actitud, y creo que he hecho las cosas bien”, matizo.

“Ha desaparecido el miedo, sigo disfrutando de la vida, porque esto te saca de la vida y lo ves todo desde fuera, pero el cáncer te permite salir y contemplar la vida desde fuera y saber lo que quieres y lo que no. No tengo limitación alguna, solo precaución”, finalizo Carmen Elena Ventura.


Fotos/Gregorio González
Etiquetas
Mostrar más

Marianny Chiquito

Ser Periodista, es Ser un Invitad@ VIP de la Noticia.!!

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar