EducaciónFalcón

Sindicatos de educación no descartan irse a paro indefinido

Sindicatos y docentes defendieron su derecho a la protesta para exigir mejoras a sus salarios y condiciones de trabajo. Iniciaron con un paro de 24 horas, y esta semana se extendió a 48 horas.


Desde la plaza Antonio José de Sucre de Coro, sindicatos de educación del estado se concentraron este martes para fijar su posición de apoyo ante el llamado que realizaran varias Federaciones de un paro nacional de 48 horas para exigir mejoras al salario.

En la segunda jornada de paro el presidente Sindicato de profesionales técnicos en la docencia y conexos Falcón (Sinprotec), Faustino Lugo, informó que la medida de presión continuará hasta que el ejecutivo dé respuestas a los planteamientos del sector educativo de lo contrario no descartan irse un paro indefinido.

“La situación del magisterio nacional y regional es bastante critica, el educador no tiene como dirigirse a sus puestos de trabajo, como alimentarse ni mucho menos como darle clase a unos niños con características de desnutrición, que se le dificulta su proceso de aprendizaje, seguiremos en pie de lucha por conseguir un contrato justo” dijo

El sindicalista hizo un llamado al Gobierno Nacional y al ministro Aristóbulo Isturiz que no quieren el tabulador Onapre, ya que ese es una “vergüenza” para la educación venezolana, en virtud que según el sindicalista está muy manipulado por el Gobierno.

 

Maestros, jubilados, pensionados y sindicalistas se concentraron en la plaza Antonio José de Sucre de Coro para exigir mejoras salariales

 

“Ese tabulador no debe existir en este momento, nosotros tenemos un tabulador propio que viene de las conversaciones, discusiones, convenciones y contrataciones colectivas, seguiremos en pie de lucha” acotó.

Lea también: Convocan a paro nacional en el sector educativo para el 22 y 23 de octubre

Entre tanto, el Presidente de la Fundación de Maestros Pensionados y Jubilados del sector Educación de Falcón, Hipólito Molleja, dijo que los jubilados y pensionados son uno de los más afectados ante los “salarios de hambre”, que con el reciente aumento dejó por fuera el cesta ticket este grupo de personas.

“Tenemos un bono de salud que oscila entre los 2.000 y 3.000 Bs que no alcanza para comprar nada… debemos seguir en la calle, además de la alimentación, necesitamos medicina y por ello vamos a seguir apoyando las jornadas de protestas” acotó.


Fotos/ Gregorio González
Etiquetas
Mostrar más

Regmy Castañeda

Periodista - Fotógrafo Creo en un futuro mejor

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar