Internacionales

Tensión en Bolivia por denuncias de golpe de Estado, fraude y movilizaciones

El mandatario Morales denunció este miércoles que en Bolivia está en proceso un golpe de Estado promovido por la derecha opositora con apoyo internacional ante su derrota electoral.


Bolivia vivió este miércoles momentos de incertidumbre en medio de denuncias de golpe de Estado, fraude, la oficiosidad de la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) y movilizaciones en varias ciudades protagonizadas por oficialistas y opositores, a la espera de los resultados finales del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El conteo de las elecciones nacionales del pasado domingo no ha terminado en los departamentos de Potosí (sudoeste), Chuquisaca (sur) y Beni (noreste) y en 33 países donde viven residentes bolivianos.

Cuando falta menos del 3 por ciento de las actas para verificar, el candidato del oficialismo y actual presidente, Evo Morales, alcanza el 46,69 por ciento de votos y una diferencia de 9,5 puntos sobre el candidato y exmandatario (2003-2005) Carlos Mesa que registra 36,84 por ciento.

Según la Constitución Política del Estado, será proclamada a la presidencia y a la vicepresidencia la candidatura que reúna el 50 por ciento más uno de los votos válidos, o que obtuviera un mínimo del 40 por ciento de los votos válidos, con diez puntos de ventaja sobre la segunda candidatura. Un triunfo de Morales significaría su cuarto mandato en línea.

La oposición alega fraude electoral desde la suspensión del conteo rápido de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), el cual, una vez reanudado, daba la ventaja a Morales.

Lea también: Marcha multitudinaria en Santiago de Chile pide la renuncia de Sebastián Piñera

La presidenta del TSE, María Eugenia Choque, aclaró que el conteo de la TREP no es oficial, por lo que se debía esperar el conteo que realizaban las cortes departamentales para dar los resultados finales.

Por su lado, el mandatario Morales denunció este miércoles que en Bolivia está en proceso un golpe de Estado promovido por la derecha opositora con apoyo internacional ante su derrota electoral.

«Denuncio al pueblo y al mundo que está en proceso un golpe de Estado, con apoyo internacional. Quiero que sepa el mundo entero, hemos aguantado con paciencia, no hemos entrado a la violencia», afirmó Morales en conferencia de prensa en la Casa Grande del Pueblo, sede del Gobierno boliviano.

Expresó su convencimiento de su victoria en los comicios del domingo y aseguró que los datos finales del TSE lo confirmarán.

Por la tarde, de manera sorpresiva, la misión de la OEA brindó un informe con una serie de conclusiones que recomiendan la segunda vuelta, así Morales obtenga la victoria por 10 puntos.

La Misión de Observadores del Parlamento Europeo estableció el miércoles, en su informe final, que las elecciones generales realizadas el 20 de octubre en Bolivia fueron «transparentes», «garantistas» y cumplieron los requisitos establecidos en las normas internacionales.

El exvicepresidente del TSE, Antonio Costas, quien renunció a su cargo el martes, rechazó que exista una mínima posibilidad de fraude. Agregó que su renuncia se debió a situaciones internas y la paralización del TREP. Se espera que este jueves se den a conocer los datos oficiales finales.


Foto/ Cortesía
Etiquetas
Mostrar más

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar