ComunidadFalcón

Habitantes de Nueva Jayana exigen suministro de agua digno y seguro

Los habitantes del complejo habitacional Nueva Jayana, ubicada en el municipio Los Taques, se acercaron a la redacción de esta rotativa para exigir a los gobernantes, municipal y regional, un servicio de agua por tuberías digno y seguro.

El agua puede tardar desde cuatro meses en adelante para que les llegue por tuberías, situación que cada vez es más difícil. Unos van a las tomas clandestinas a pie, otros en carro, mientras que los que pueden compran el agua a través de camiones cisternas en dólares.

“Cuarenta dólares nos cobran por cuatro mil litros. Esa plata no la ganamos ni queriendo. Es un gran sacrificio que uno hace, necesitamos que resuelvan y nos expliquen lo que sucede, porque en el llenadero de Punto Fijo siempre hay agua y bombas para llenar los camiones, pero para las comunidades siempre hay algo malo”, dijo Elizabeth Yance.

Recordó que la semana pasada hicieron tres días de protesta, que arrojó que un funcionario de Hidrofalcón los engañara diciéndoles que enviarían el agua por cuatro días continuos y al contrario, el agua la enviaron menos de 12 horas y de noche, lo que hace que las personas de la tercera edad y discapacitados se trasnochen esperando la gota por tuberías.

Beatriz Petit, vive en la calle siete de la misma comunidad y tiene siete meses que no le llega agua a su casa, cuando llega a la comunidad tiene que acudir a la de algún vecino para cargarla en botellones y pipas hasta su hogar. “Yo no tengo para pagar un cisterna, los tanques se nos dañan con el sol esperando el agua que nunca llega”.

Esta comunidad también vive lo de la mayoría en la Península de Paraguaná y es que cuando les toca el agua por tuberías, solo llega a algunas casas y algunas calles por la baja presión, lo que hace que la mayoría quede sin el vital líquido.

En la protesta de la semana pasada que duró tres días, les enviaron siete camiones cisternas, después de las promesas incumplidas de enviarla por tuberías, sin embargo esto desencadenó una ola de peleas entre los vecinos porque el agua no alcanzó para todos.

Preocupados por la grave situación que atraviesa la comunidad, junto a otros problemas de falta de alumbrado, fallas en la recolección de basura y constantes apagones, piden a los organismos competentes que tomen cartas en el asunto.

Fotos: Yohan Gómez

Etiquetas
Mostrar más

Irene Revilla

Amo el chocolate

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar