Sucesos

Coro | Fue a reclamar “sus corotos” y lo asesinaron

El cuerpo de Jhonronny José Cuevas Arias fue trasladado a la morgue del CICPC.


Cuando el dueño de la casa lo mandó a llamar, Jhonronny José Cuevas Arias pensó que era el momento para limar asperezas. Pero no fue así. Fue la peor y última decisión que había tomado en su vida.

La noche del sábado en vez de un apretón de mano le dieron un tiro en el pecho que le cegó la vida.

Cuevas Arias, de 31 años de edad, tenía apenas 2 días de haber salido en libertad tras permanecer dos meses detenido por violencia de género en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) subdelagación Coro.

Un allegado del occiso, que prefirió permanecer en el anonimato, relató que los hechos ocurrieron el sábado a eso de las 8:40 de la noche en una casa sin número del sector Sabaneta, municipio Miranda.

La víctima tenía al cuido una vivienda en esa población, la cual se había convertido en su hogar. De hecho, la estaba habitando con su pareja.

Los familiares dijeron que al caer detenido, Jhonronny José tuvieron que convencer al dueño de la casa, Franklin Sánchez, para que les dejara sacar algunos equipos para venderlos y así poder comprar comida para llevarle al CICPC.

“Él salió libre el viernes y luego de eso fue a la casa de Franklin Sánchez a pedirle que le dejara sacar los corotos, pero este señor le disparó”, relató.

Cuevas Arias, quien es el tercero de siete hermanos y padre de cinco hijos, lo único que quería era sacar el resto de sus pertenencias de esa casa, pero Sánchez le advirtió esa noche que no le entregaría nada: “Un día antes él pudo sacar algunas cosas, pero aún faltaba el juego de cuarto, nevera, cocina y zapatos”. También comentó que Sánchez estuvo preso algún tiempo sindicado de robo de material estratégico.

La fuente no negó que este tenía tiempo recibiendo amenazas por parte de Franklin Sánchez por motivos que no fueron revelados, amenaza que cumplió la noche del sábado cuando Cuevas acudió al llamado que le había hecho Sánchez, quien lo recibió dándole una golpiza.

Uno de los hermanos de Cuevas aseguró que se escucharon varias detonaciones, pero que jamás pensaron que eran para su ser querido, quien cayó al frente de la casa que en algún tiempo estuvo cuidando.

Etiquetas
Mostrar más

Anailys Vargas

Periodista y Msc. en Gerencia de RRHH. Actualmente, editora de la versión impresa y digital del diario Nuevo Día.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar