Internacionales

Jóvenes hacen oír voz latinoamericana en Cumbre de Población de Kenia

Junto a Kenia y Dinamarca, el Fondo de Población de la ONU (UNFPA) organiza esta cumbre, que se celebra hasta mañana con la presencia de más de 160 países para debatir y compartir propuestas que permitan acelerar la igualdad de género en el mundo.

Ni apáticos, ni desinformados, ni ensimismados. Los jóvenes de Latinoamérica y el Caribe, una masa diversa y vibrante de unos 160 millones de personas, tienen claras sus preocupaciones y necesidades, según aseguran en la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (CIPD25) en Kenia.

Desde la salud sexual y reproductiva, pasando por la polémica sobre el aborto y los derechos de las personas con discapacidad, activistas y representantes oficiales de países como Panamá, Colombia, México, Costa Rica y Argentina han expresado sus planteamientos en la CIPD25, que empezó este martes en Nairobi.

«Los tres principales retos que tiene hoy la juventud son el tema de igualdad de género, tenemos la responsabilidad histórica de ponerle el punto final al machismo; el tema del medioambiente, porque es una de las principales causas, y mejorar el tema del trabajo y el salario, tenemos una precarizarión laboral impresionante», aseguró a Efe Guillermo Rafael Santiago Rodríguez, titular del Instituto Mexicano de la Juventud.

A esto se suma el «tema fundamental del acceso y el goce de los derechos sexuales y la salud sexual y reproductiva», como recordó Nayeli Yoval, de 36 años, de la misma entidad mexicana.

«El embarazo en adolescentes termina reproduciendo círculos de pobreza», agregó Yoval.

MINORÍAS RECLAMAN ATENCIÓN

Y aunque esta problemática es generalizada, particularmente es difícil para las minorías.

Mayormente se llevan los proyectos sobre «salud sexual y reproductivos con los idiomas que no manejamos. Los pueblos indígenas manejamos la sexualidad de una manera totalmente diferente dependiendo de nuestra cosmovisión indígena», comentó a Efe Laura Dihuignidili Huertas Thompson, una joven de 24 años de la comarca Guna Yala, en Panamá.

Visión parecida a la de Mariana Camacho, costarricense de 29 años con una discapacidad.

«Se sigue permeando el mito de que somos personas asexuadas, que no tenemos derecho a tener relaciones sexuales o pareja. Si se pregunta sobre la maternidad a muchas no se les reconoce ese derecho, sigue habiendo mucha sobreprotección de las familias en ese tema porque ‘cómo va a cuidar usted un hijo teniendo una discapacidad’….Hay mucho que trabajar y mucho que hacer», añadió.

Por eso es importante «que el tema de discapacidad esté en agenda (…). Primero visibilizando al colectivo de personas con discapacidad, rompiendo el prejuicio de que la discapacidad física es la única que existe porque hay un montón más de barreras», agregó Sofía Savoy, argentina de 20 años que perdió la vista prácticamente desde su nacimiento.

LA POLÉMICA POR EL ABORTO

Uno de los derechos que más reclaman las mujeres es el de un acceso seguro al aborto, tema de especial interés en Argentina, donde después de haber estado a punto de ser aprobada una legislación el año pasado, sigue el enfrentamiento entre quienes defienden esta práctica y los grupos provida.

«Hay un movimiento proderechos que no obliga a todas las mujeres, que abre la posibilidad de elegir con libertad y con información si uno quiere continuar con el embarazo o uno quiere realizar una interrupción del embarazo», aseguró a Efe Brigida Lanzillotto, cordobesa de 34 años e integrante del Movimiento Estamos Todos en Acción (M.E.T.A.).

Por la otra parte, hay «una lógica punitiva en relación al cuerpo de la mujer y que busca que todas tengan una única opción que es la de no poder abortar», añadió la representante de M.E.T.A.

De igual manera, Lanzillotto es clara al afirmar que, pese a las dos visiones enfrentadas, «es una cuestión de la clase política, no de preparación de las mujeres o de la cultura argentina».

BUSCANDO GENERAR CAMBIOS

Pero más allá de reclamaciones específicas, los jóvenes se implican cada vez más en los problemas políticos y sociales de la región, especialmente por el hartazgo con sus dirigentes y la falta de oportunidades.

Así se ha visto en las masivas protestas que, en buena medida lideradas por su generación, se desarrollan en países como Chile, Venezuela, Ecuador y Bolivia.

«Los jóvenes han venido mirando con mucha desilusión cómo se perfilan o prometen cambios y al final el modelo económico no logra generar» las mejoras suficientes, destacó Yoval, quien sentenció: «Lo importante es que se deje de menospreciar la capacidad de los jóvenes».

Etiquetas
Mostrar más

Jacqueline Finol

El periodismo es ver pasar la historia con boleto de primera fila

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar