Internacionales

Chilenos regresan a las calles al cumplirse un mes de protestas

Miles de personas se concentraron en Santiago para conmemorar un mes de un torbellino de protestas en Chile.


La calles de Santiago fueron escenario de nuevas manifestaciones, aunque sin las multitudes vistas en semanas anteriores.

Los chilenos conmemoraron así el primer mes del estallido social más grave de su etapa democrática, mostrando la desconfianza con la agenda social anunciada por el gobierno y con el acuerdo parlamentario sobre una nueva Constitución.

La Plaza Italia de la capital chilena volvió a ser epicentro de una concentración que transcurrió en general de manera pacífica, aunque se dieron algunos incidentes aislados entre jóvenes y fuerzas de seguridad.

El metro de Santiago retomaba la normalidad con la apertura de siete estaciones, una de ellas en Puente Alto al sur de la ciudad, que abrió después de permanecer cerrada durante un mes y dejar prácticamente sin movilización pública a los casi 800.000 habitantes de esta popular comuna, y que luego de unas horas fue nuevamente cerrada por protestas.

Tras un mes de crisis, el país se divide entre quienes buscan volver a la normalidad y los que quieren seguir presionado por mayores cambios.

Quise venir para recordar un mes que cambió para siempre Chile. Yo creo que el gobierno podría hacer los cambios que se le están pidiendo mucho más rápido y no lo están haciendo como queremos. Todos los ofrecimientos de agenda social que ha hecho (el presidente) Piñera no me los creo.

Dijo una contadora de 51 años, identificadamente únicamente como Susana.

Lo que empezó siendo un llamado de los universitarios chilenos a colarse en el metro de Santiago para protestar contra el aumento de la tarifa, se convirtió hace un mes en una revuelta social sin parangón en las últimas tres décadas, que carece de líderes identificados y que clama por un modelo económico más justo.

Llega misión de la CIDH

En tanto, una misión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ente de la Organización de Estados Americanos (OEA), comenzó este lunes una visita de varios días al país para investigar centenares de denuncias por abusos, torturas, violencia sexual y homicidios por parte de las fuerzas de seguridad. 

El estallido social ha dejado al menos 23 muertos y 2.381 heridos hospitalizados, de los cuales 222 tienen graves lesiones oculares, según el último informe del estatal Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH).

La Policía chilena (Carabineros) indicó por su parte este lunes que se han registrado más de 15.000 detenciones desde el 18 de octubre, de las cuales 3.500  personas fueron aprehendidas en los saqueos.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar