Sucesos

Roció gasolina para espantar los zancudos y se quemó accidentalmente en Coro

El hecho se registró en el antiguo hotel Manaure de Coro, ubicado en la calle Chevrolet


Bernardo Rafael González Arcila de 64 años de edad, sufrió quemaduras de primero y segundo grado luego que su cuerpo agarra fuego mientras manipulaba gasolina dentro de su cuarto.

Al parecer el hombre estaba rociando el combustible para espantar a los zancudos de su habitación.

Reportes indican que en medio de la manipulación del combustible, el sexagenario, residente de una de las habitaciones del antiguo hotel Manaure, ubicado en la calle Chevrolet de Coro, tomó una vela que estaba encendida, trayendo como consecuencia que los gases del resto fósil atrajeran la llama hacia su humanidad, y fue donde se originó la combustión.

González fue llevado hasta la emergencia del Hospital de Coro, registrando su ingreso a las 5:30 de la tarde de este martes.

Al ser atendido, el personal de guardia le apreció quemaduras en un 50% de la superficie corporal del rostro, en el tórax, brazos y piernas, por lo que quedó recluido en el centro asistencial.

Se supo que el hombre vive solo y es vendedor informal que recorre gran parte de la ciudad con un carrito de helados.

Bernardo Domínguez
Bernardo Rafael González Arcila de 64 años. Foto/ Cortesía

Llamado a familiares

Vecinos de González se dirigieron hasta este diario para hacer un llamado a los familiares, pues en estos momentos no hay nadie que asista el paciente en el hospital.

Ellos sostuvieron que el vivía solo en la habitación, sin embargo, conocían que éste era oriundo de Cumarebo.

Etiquetas
Mostrar más

Regmy Castañeda

Periodista - Fotógrafo Creo en un futuro mejor

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar