Deportes

Águilas volvió a picotear a los Leones

Fue un toma y dame, el juego que protagonizaron Águilas del Zulia y Leones del Caracas, pero fueron los emplumados lo que sacaron  mejor provecho de los errores melenudos para liquidar 11 carreras a 10 a los capitalinos.


El dominicano Olmo Rosario se encargó de batear a la perfección en cuatro turnos, con tres impulsadas, para finalmente darle el triunfo a las Águilas del Zulia, 11 a 10, contra los Leones del Caracas, en el Luis Aparicio “El Grande” de Maracaibo.

El dominicano, nativo de Haina, continúa encendido con el madero, luego de abrir el marcador para los locales en el primer episodio cuando despachó su quinto doblete de la temporada y mandó a Engelb Vielma a la goma, con lo que extendió a 14 sus encuentros seguidos embasándose.

Rápidamente, los melenudos empataron las acciones en la parte alta del segundo, con batazo de línea de Gabriel Bracamonte al jardín izquierdo, que mandó a Jesús Solórzano anotar la rayita.

Los felinos aceptaron el jonrón número 11 de la campaña, siendo el equipo que más batazos de cuatro esquinas ha admitido, cuando en el segundo capítulo, Jerry Seitz soltó su primer bombazo en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional.

El receptor zuliano está en su segunda zafra de la LVBP y la mandó a lo lejos de las gradas entre el jardín izquierdo y central, ante los envíos del zurdo Aliangel Frank López.

Yosmany Guerra y el productivo Ángel Reyes permitieron a los rapaces colocarse arriba, al empujar tres anotaciones entre los dos bateadores. Guerra sonó sencillo que mandó a Alex Romero al plato y Reyes con su tubey número siete del curso, envió a Rosario y Guerra al home.

Los capitalinos no dudaron en aprovechar el momento de descontrol del abridor César Jiménez, así que lo atropellaron en el cuarto tramo del cotejo con siete carreras que ocasionó su salida de la noche.

Isaías Tejeda descontó una con imparable al centro que mandó a Solórzano a anotar.

Luego, Juan Silverio demostró su poder en el buen momento que atraviesa en la semana, con su primer vuelacerca de la temporada, con Juan Carlos Torres y Tejeda en circulación. Con eso la pizarra estaba emparejada a cinco.

Silverio ha hecho hincapié en su presencia ofensiva, ya que, en sus últimos 10 turnos al bate acumula siete cohetes disparados, repartidos con un doble y un cuadrangular.

Después, Eduard Pinto desempató el juego con incogible, Bracamonte marcó y Solórzano por segunda ocasión en la entrada no falló con el bate, al sacar a pasear su tercer bambinazo del campeonato que sirvió a los visitantes colocarse arriba cuatro rayitas a favor.

El relevo de la manada no pudo contener la ventaja y en el quinto, los hogareños fabricaron cuatro carreras en el que empataron el marcador una vez más en el compromiso.

Jesse Castillo negoció boleto con las bases llenas y Rosario anotó en caballito.

Luego, Seitz en rodado de out logró mandar a Guerra al plato. Posteriormente, José Flores sacudió trayazo al centro, lo suficientemente preciso para enviar dos a la goma en las piernas de Reyes y Castillo.

No hay otro bateador más explosivo en la nómina que el quisqueyano, Rosario, quien no se cansa de batear y en la parte baja del sexto, sonó el sexto biangular del circuito y segundo de la noche, para impulsar a Vielma al plato.

Los errores llegaron tarde al cotejo, pero no podían faltar en jugadas tan pequeñas como la que sucedió en la parte alta del octavo, cuando Juan Carlos Torres logró embasarse con el pecado de Vielma en el campo corto y permitió colocar corredores en las esquinas. Rápidamente, llegó el turno de Tejeda, que, a pesar de fallar con rodado, pudo aterrizar a salvo en la inicial tras un segundo traspié cometido por los locales, esta vez con lanzamiento desviado de Guerra. Solórzano empató desde la antesala.

En la parte baja del octavo, las Águilas retomaron el rumbo ganador en el marcador, gracias nuevamente al bate de Rosario, que, al concretar su cuarto hit en la cuarta visita al plato, castigó al lanzador Loiger Padrón con centellazo al lado derecho que desempató el careo con rayita anotada por Vielma, desde la tercera almohadilla.

El derecho Arcenio León salió en el noveno con un solo objetivo, mantener el triunfo de su equipo y cerrar el séptimo encuentro de la zafra.

El apagafuegos necesitó 16 serpentinas para silenciar el ataque del rival y le otorgó el lauro número 11 del año al Zulia.

Jefferson Medina, aunque sumó su primer blown Save de la campaña por permitir la anotación del contrario en el octavo, se adjudicó la victoria. Mientras que, Padrón cargó con la derrota, su segunda de la liga.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar