Internacionales

EEUU investiga a dos empresarios venezolanos por desfalco de $ 4.500 millones

Según las autoridades federales de los EEUU, se trata del caso más grande de corrupción de una serie de investigaciones de corrupción y lavado de dinero perpetradas por empresarios amigos del chavismo

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos (EEUU) está investigando a los empresarios venezolanos Luis Oberto e Ignacio Oberto por tener vínculos con un mega esquema de corrupción con la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) por al menos unos 4.500 millones de dólares en fondos malversados.

El caso forma parte de una serie de investigaciones de corrupción y lavado de dinero perpetradas por empresarios amigos del chavismo que, tras pagar millones en sobornos a funcionarios lograron extraer miles de millones de dólares de las arcas del país.

El nuevo caso luce ser el más grande de ese tipo realizado en EEUU hasta el momento. Según las fuentes que declararon al Nuevo Herald, los hermanos Oberto se encuentran bajo sospecha de haber acumulado una inmensa fortuna a través de empresas fantasmas que otorgaban préstamos en bolívares a Pdvsa al extremadamente favorable tipo de cambio preferencial que a las pocas semanas eran pagados en dólares u otras monedas duras.

“En un esquema similar detectado por las autoridades en un caso diferente que está siendo llevado en Miami, los empresarios chavistas, vinculados con los hijastros del gobernante Nicolás Maduro, presuntamente lograron obtener en pocas semanas un pago de $600 millones de PDVSA para cancelar un préstamo en bolívares que ascendía a sólo $42 millones”, explicó la fuente ligada al caso.

Según las investigaciones, los inflados rembolsos por los préstamos habrían sido enviados a nombre de las empresas fantasmas a Suiza y trasnferidos a docenas de cuentas abiertas en distintos bancos suizos presuntamente vinculados con los hermanos Oberto.

Toda esta operación se habría hecho con el apoyo del principal banquero suizo de los hermanos, Charles Henry De Beaumont, que trabajaba con el banco CBH Compagnie Bancaire Helvetique SA en Ginebra, donde los empresarios venezolanos mantenían sus cuentas.

Etiquetas
Mostrar más

Jacqueline Finol

El periodismo es ver pasar la historia con boleto de primera fila

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar