Sucesos

Mirimire bajo control del hampa

Cuatro familia de esa población han sido víctimas de la acción hamponil de una banda integrada por tres peligrosos sujetos.


La familia Camacho Zambrano se convirtió en el cuatro grupo familiar que es asaltado por una peligrosa banda de antisociales que viene arremetiendo sin piedad a los habitantes del sector Mangle a la entrada de la población de Mirimire, municipio San Francisco.

El señor José Alirio Camacho Zambrano, contó la horrible pesadilla que vivió en “carne propia” junto a su esposa e hija la noche del pasado noche.

«Y lo más triste que en esa zona existe un Comando de la Guardia Nacional Bolivariana que cuenta con vehículos y ni siquiera me tomaron la denuncia», sostuvo.

Esa noche José Alirio fue sorprendido por la presencia inesperada de tres hombres portando armas larga y cortas. Camacho a las siete de la noche se encontraba en la parte posterior de la casa en un deposito donde guarda las herramientas.

Los tres hombres armados llegaron con pasamontañas. Lograron someterlo y de inmediato lo amordazaron, lo amarraron y le vendaron los ojos. Dice que bajo situación de amenaza lo tuvieron como media hora.

Los delincuentes tras someter al hombre, comenzaron a preguntar por el número de personas que había en ese momento en la casa. Él, en un primer momento, se negaba a dar información recibió como castigo cachazos en el cuerpo. Situación que lo obligado minutos después a suministrar datos.

A partir de ese momento, dos de los atracadores se dirigieron inmediatamente a la casa, pero antes José Alirio les suplicó que no le hicieran daño ni a su esposa ni a su hija. Los hampones lograron someterlas y así las mantuvieron por dos horas, amarrándolas, tiradas en el piso.

En la situación de rehén en su poder y con pleno control de la situación dentro de la casa, el trio de delincuentes comenzaron a recoger todo lo que conseguían a su paso.

Camacho Zambrano precisó que los ladrones se llevaron cuatro anillos de oro de graduación, dos réplicas de plata, ocho celulares, una laptop y 600 dólares.

No conforma a esa “operación limpieza” uno de los sujetos se fue a la cocina, abrió la nevera de donde sustrajo carne y todo tipo de alimento que ahí se encontraba. “Hasta el queso que estaba en la mesa también se lo comió”, cantaron los desalmados sujetos.

Uno de los hijos apoyados con sus dientes logró desamarrar el mecate con el que había sometido a su mamá. Posteriormente, y cuando los atracadores se marcharon, la familia Camacho Zambrano se comunicó con el 171.

Asimismo se dirigieron al Comando Policial Número 10 de Mirimire, donde les prestaron el apoyo con una Unidad Policial.

Sin embargo el señor Alirio cuando se presentó en el Comando de la Guardia Nacional Bolivariana no le prestaron ningún tipo de apoyo.

Más tarde Alirio Camacho se dirigió a la Policía Nacional de Tránsito de Maicillal, desde donde ordenaron el traslado de unidades motorizadas al lugar del hecho.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar